Contacto

¿Comentarios, sugerencias, problemas técnicos, negocios, publicidad? no dudes en contactarnos mediante el formulario o directamente escribiéndonos a contacto@matasanos.org

También puedes encontrarnos en:

asd

Editorial: Salud, una prioridad por sobre Educación

Hace algunos días se dieron a conocer los resultados de la última versión del Estudio Nacional de Opinión Pública del Centro de Estudios Públicos (CEP), Chile, conocida popularmente como la “Encuesta CEP”. Este estudio, desde sus inicios hace más de 25 años, ha entregado una “foto” muy valiosa del pensar político de la población en sus distintas épocas.

Dentro de los muchos titulares o resultados destacados que entregó esta última versión, existe uno que capta nuestra atención: “Salud” se consolida en el primer lugar de mención de la gente, como uno de los tres problemas que el Gobierno debiese dedicar el mayor esfuerzo en solucionar. Desde Julio-Agosto 2013 que “Salud” ocupa el primer lugar, superando a “Delincuencia” que había estado a la cabeza durante 10 años consecutivos.

10-12-15-primeroAnte esto nos preguntamos, ¿qué más debe ocurrir para que “Salud” reciba la prioridad política, social y comunicacional que requiere?

La alta tasa de mención de “Salud” por parte de la gente no es antojadiza. Todos conocen los problemas por los que atraviesa el sector. El diagnóstico es claro aunque complejo: faltan recursos económicos a todo nivel, la inequidad y segregación de recursos es brutal, los consultorios -el nivel primario de salud- no se le da la importancia requerida, los hospitales no dan abasto para atender a la población, los servicios de urgencia están colapsados por consultas que deberían estar siendo resueltas en otras instancias ambulatorias, el recurso humano está descuidado y eso invariablemente repercute en la calidad de atención, el costo en fármacos está agobiando a nuestras familias, los actores privados del sistema son percibidos cada vez más como ladrones que como aliados, si la enfermedad que se padece no está en el listado de patologías GES uno puede pasar años en una lista de espera. Y este registro puede seguir creciendo según el color y la agudeza del lente con que se observe.

Tal vez necesitamos más diversidad profesional dentro del mundo de las políticas públicas en salud. Con sana envidia vemos como “Educación” es un gran foco de interés para los profesionales con inquietud pública que desean especializarse: educadores, abogados, sociólogos, ingenieros, economistas, etc. En cambio en “Salud”, salvo honrosas excepciones, siguen siendo solamente profesionales de la salud -especialmente médicos- los únicos que se dedican a pensar las políticas públicas para el área. Se necesitan otros paradigmas formativos y del conocimiento al momento de hacer un diagnóstico y plantear soluciones.

Tal vez hacen falta marchas callejeras con centenares de miles de personas, varias veces al año, para que la sociedad priorice a “Salud”. El tema “Educación” lo logró así, pero lamentablemente “Salud” no posee el motor de energía, juventud, ímpetu y rebeldía que sí poseen los estudiantes. O quizás se deben bloquear los caminos varios días como lo han hecho los transportistas. Todo ello es difícil. Un paciente y sus familiares, en lugar de marchar o bloquear rutas de acceso, deben estar haciendo una de las múltiples filas que deben hacer al mes para sus innumerables trámites de salud. Y nosotros, los profesionales de la salud, sólo marchamos cuando nos tocan nuestros intereses económicos.

1746108Tal vez esta olla a presión no explotará a través de marchas significativas. Los enfermos y sus familias están en los consultorios y hospitales. Pasan gran parte del día allí. Probablemente es en esos lugares donde la bomba explotará. No es ficción imaginar que algún día los enfermos y sus familiares, en masa, ingresen a los centros de salud descargando su rabia al viento. O tal vez no exploten de ira, sino que simplemente entren a la fuerza para atenderse a si mismos, para luego irse en paz.

El tema está instalado. Como Matasanos llevamos tres años preguntándonos: “¿Será éste el año de la Salud?”. Probablemente estamos cerca, pero el escepticismo tiende a opacar cualquier luz de esperanza. Ya tuvimos una primera “Marcha de los Enfermos” -organizada el año 2013 por Ricarte Soto (QEPD)-. Ahora, la encuesta de opinión pública más respetada de la comarca coloca el tema. ¿Qué más debe ocurrir para que “Salud” sea efectivamente la prioridad número uno?

Fuente de la foto 1

Fuente de la foto 2