TICs en Salud

Daniel Rebolledo (@kineed) es kinesiólogo, trabaja en atención primaria de salud y es editor de www.kineed.com .

La salud actual se está desarrollando en un marco de informaciones globalizadas que logran sembrar una duda razonable en nuestros pacientes sobre el quehacer diario en las distintas áreas de salud. Es en esta duda razonable donde comienza el tan vilipendiado internet a ejercer su labor.

Mi primera pregunta al escribir esta columna es: ¿tienen los pacientes el derecho de verificar sus diagnósticos y tratamiento? La respuesta es . Cuando uno va al mecánico revisa si la pieza que cambió es realmente para lo que sirve, ¿por qué un paciente no puede hacer lo mismo?

01_philips_eICU_fullAquí entran los egos de cada profesional, donde lo más común es decir por ejemplo: “A ver señora, yo soy el doctor/kinesiólogo/enfermera/etc. y yo estudié, usted no”.

Pues aquí está el craso error, ya que según el Dr. José B. Jardines Méndez, autor del documento: “Tele-educación y tele-salud en Cuba: mucho más que desarrollo tecnológico”, el desarrollo futuro no es efectivista sino que preventivo, basándonos en:

  • La medicina preventiva tendrá prioridad sobre la curativa.
  • Los servicios se centrarán en promover la salud y no en la curación de la enfermedad.
  • El centro de salud será la prioridad y no el hospital.
  • Las acciones diagnósticas y terapéuticas a distancia ocuparán un lugar cada vez más importante en relación con los cuidados presenciales.
  • El uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs) se impondrá sobre la atención médica tradicional.

Léase con mayúsculas: “Las acciones diagnósticas y terapéuticas a distancia ocuparán un lugar cada vez más importante en relación con los cuidados presenciales”. Es decir, se acabó la consulta cara a cara donde hasta a la fecha pensábamos que los procesos de evaluación, observación, palpación, y demás, se tenían que hacer exclusivamente en su box clínico. Inclusive lo que las propias universidades jactan como la mejor educación en sus aulas presenciales.

Donde se caen todas las lindas palabras del futuro es lo que el Dr. Jardines define como probreza de la información, o sea lo que algunos analistas utilizan para describir no sólo la brecha en el acceso a las TICs, sino también a la existente en el acceso a los servicios de información y a la conciencia de cómo estos servicios y el conocimiento pueden emplearse.

Este desarrollo se trata esencialmente de conformar redes humanas, con el soporte de las TICs que motiven y potencien, en forma dinámica y sistemática, la interacción entre las personas e intercambio de información y conocimiento en función de los objetivos profesionales, institucionales y sociales en cada contexto en particular.

Para el sistema nacional de salud, por el momento las TICs no son una prioridad de innovación. Donde con timidos y pequeños acercamientos estamos muy lejos de una realidad nacional pueda acceder a un médico en línea de forma gratuita para consultas generales clasificadas como C5 en el Triage de SAPU.

Para finalizarl, ¿podremos algún día en Chile desarrollar estos sistemas de salud a nivel primario?