¿Cómo entender la pobreza en los Adultos Mayores? Definiciones y sus implicancias en salud.

Este es un post invitado del Dr. Andrés Glasinovic, Residente de Medicina Familiar, mención adulto, Universidad Católica de Chile.

La última encuesta de la CASEN 2011 (1) cifró la pobreza en Chile en un 14,4% en términos económicos absolutos, considerando una línea de la pobreza de $72.098 pesos de ingreso mensual (app 150 USD). Esta cifra fue dada a conocer en el mes de Julio del 2012, generando discusión en los ambientes político, social y académico, dada su polémica forma de medición y por su implicancia como resultado de políticas sociales a nivel nacional. Sin embargo, poco o casi nada se dio a conocer en los medios de comunicación sobre el significado del concepto de pobreza, la existencia de otras formas de medición a nivel internacional y sus resultados enfocados desde una mirada integral en los adultos mayores en Chile.

Imagen via www.ronitbaras.com

En primer lugar, para hablar de pobreza debemos entender que es un concepto que va mucho más allá que una simple cifra de ingresos económicos. No existe un consenso universal sobre una definición sobre pobreza, por lo que a continuación, mostraremos algunas de las más utilizadas en Hispanoamérica.

Definiciones:

  1. “Pobre es aquel necesitado, que no tiene lo necesario para vivir” (2).
  2. “Insatisfacción de necesidades de bienes y servicios que son indispensables para vivir y desempeñarse como un miembro de una sociedad” (3),
  3. “La falta de acceso a libertades fundamentales de acción y decisión, la carencia de viviendas, alimentos, empleo y de servicios de educación y salud adecuados, que se traducen en ser más vulnerables a las enfermedades, los reveses económicos y los desastres naturales” (4)
  4. Por último, cabe destacar la definición de Amartya Sen (5), quien en su definición de pobreza se acerca bastante a como la gerontología evalua la salud de los adultos mayores en donde prima la funcionalidad del individuo, mas que la suma de sus patologías individuales: “Carencia o privación de las capacidades básicas que permiten a un individuo funcionar dentro de una sociedad”

 

La medición de la pobreza y desigualdad es relevante para evaluar la magnitud del problema, focalizar la asignación de recursos a los más necesitados y determinar la efectividad de las políticas sociales (6).

Formas de Medir la Pobreza – Definiciones más utilizadas a nivel internacional (3,6).

Indicadores de Pobreza en el adulto mayor en Chile

El CENSO 2012 muestra que en Chile viven 16.572.475 personas. De ellas, 2.638.000 son
adultos mayores (> 60 años), o sea, un 15,6% del total.

La esperanza de vida a los 60 años para los hombres es de 20 años, y de 25 años para las mujeres. Se estima que para el año 2050, la cifra de adultos mayores casi se duplique, llegando a un 28,2% del total (8), lo que hace perentorio implementar políticas sociales en Chile para enfrentar de mejor manera éste cambio demográfico.

Para evaluar la pobreza en el adulto mayor se requiere un análisis más integral, que integre las definiciones revisadas previamente, y de acuerdo a las siguientes dimensiones:

    • Dinero: El 7,9% de los AM se encuentra bajo la línea de la pobreza y el 1,8% bajo la línea de extrema pobreza. El ingreso monetario del hogar en Chile es en promedio $800.274 pesos (app 1650 USD), sin embargo, existe una importante desigualdad en el ingreso per cápita, teniendo el décimo decil de hogares (más rico) el 38% de éstos  y el primer decil (más pobre) solo el 1,7% del total , existiendo una diferencia de 35,6 veces entre ellos. Cabe recordar que con un índice de GINI de 0,54, Chile es el país con mayor desigualdad de ingresos dentro de los países de la OCDE. El ingreso promedio por conceptos de pensiones de vejez o jubilaciones, es de $173, 244 pesos y el 34,2% de sus receptores refiere que ha tenido problemas económicos. Sólo a un 19,1%, le alcanza la pensión o jubilación para satisfacer sus necesidades holgadamente, con el dinero que tiene.
    • Vivienda: Un 14,5% no cuenta con vivienda propia y el 16,5% ha tenido un problema importante con su vivienda.
    • Empleo: Un 50% entre 60 y 65 años se encuentra inactivo, de éstos, un 33% está en ésta condición por razones distintas a la jubilación o pensión
    • Educación: La escolaridad promedio es de 7,2 años (v/s 11,3 años de las personas entre 15 y 59 años) y un 8,6% no ha tenido nunca educación formal. Sólo el 23,9% tiene su enseñanza media completa.
    • Alimentación: Un 13,5% no ha tenido satisfechas sus necesidad de alimentación adecuadamente
    • Salud: El 42,9% de los mayores de 80 años tiene alguna discapacidad. 0,8% son ciegos o tienen dificultad para ver aún con lentes, el 1,1% son sordos o tienen dificultad para oír aún usando audífonos, el 1,6% tiene dificultad mental o intelectual, un 5,1% tiene mudez o dificultad en el habla, un 5,2% dificultad psiquiátrica y un 12,5% tiene dificultad física o de movilidad. El 87,9% de los adultos mayores está en FONASA (Fondo Nacional de Salud), y de ellos, un 33,4% está en la categoría A (indigente, que no cotiza). Sólo el 34,1% percibe su salud como buena y el 27,9% ha tenido un accidente o un problema de salud importante. El 34,9% no ha tenido satisfechas sus necesidades de atención de salud en los últimos 6 meses.
    • Capacidades básicas para funcionar en la sociedad: Un 29,9% tiene limitación en alguna de las actividades de la vida diaria
    • Satisfacción de Vida: El 40,5% se encuentra insatisfecho o poco satisfecho con su vida en los últimos 6 meses.

 

La pobreza es un concepto amplio y dinámico, el cual no sólo considera aspectos económicos, sino que se incluyen otras dimensiones relevantes para la satisfacción de las necesidades de la vida. Es importante medir la pobreza, ya que nos puede ayudar a evaluar la magnitud del problema y la efectividad de las políticas sociales. No existe una sola forma “ideal” de medir la pobreza, sino que las mediciones se pueden complementar, según el foco de análisis y se deben utilizar todas aquellas mediciones útiles y relevantes que permitan evaluar el aspecto en cuestión a lo largo del tiempo. Una visión puramente econométrica no captura las importantes limitaciones en aspectos de la salud de los adultos mayore, que los inhabilitan para funcionar en sociedad.

Me parece que como estrategia eje para combatir la pobreza en el adulto mayor, dado su alto impacto a un gran volumen poblacional y su focalización en los más necesitados, se requiere fortalecer los servicios de atención primaria de salud a nivel nacional. Es éste nivel de atención el que atenderá a la gran mayoría de los Adultos Mayores. Esta estrategia debe tener su foco en la capacitación de un recurso humano idóneo y en la creación de servicios de salud que den atención de calidad a este grupo etareo, además de educar a los familiares y cuidadores de los adultos mayores discapacitados, quienes serán los principales agentes de apoyo y cuidado en el día a día en el hogar. Por último, una atención primaria fuerte, cercana a la gente, puede tener un rol de puente para la obtención de otros beneficios sociales, disponibles a través de las municipalidades y otros entes gubernamentales y sociales.

Por medio de la atención primaria de salud es posible captar el drama de la pobreza en el adulto mayor y es posible intervenir en todas sus dimensiones con una mirada integral.

El Dr. Andrés Glasinovic es residente de 3er año de Medicina Familiar, mención adulto, de la Escuela de Medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Es Director Ejecutivo de la Corporación Acercando Salud (@AcercandoSalud).  Dentro de sus áreas de interés están el trabajo pro-equidad en salud y la atención integral de adultos mayores. En Twitter lo encuentras como @aglasinovic

 

 

Referencias:

1. Encuesta de caracterización Socioeconómica nacional, Ministerio de Desarrollo Social, Gobierno
de Chile, año 2011
2. Real Academia de la lengua española
3. Feres JC, Enfoques para medir la pobreza, CEPAL, 2001
4. Banco Mundial ,2001
5. Amartya Sen, Premio Nobel de economía año 1998 por sus aportes al estudio de la pobreza.
6. Grupo de Política Social, Medición de la pobreza en Chile: desafíos y propuestas para el 2010

7. Resultados 2da encuesta nacional de calidad de vida en la vejez, Chile 2010

8. Estadísticas demográficas, instituto nacional de estadísticas (INE), Chile

 

 

Comments

  1. says

    Buena columna Andrés, si los datos los trabajaste tú felicitaciones. La encuesta CASEN tiene harta información para el estudio de las políticas sociales.

    Hace dos años hice la pirámide poblacional de mi centro de salud, a diferencia de la pirámide del país, en APS se observa un aumento considerable del número de adultos mayores. Esto es bastante lógico considerando que el aseguramiento privado opera excluyendo a las poblaciones en riesgo. Ese ya es un tremendo desafío para el sistema público.

    A nivel experiencial he visto dos situaciones: los AM auto-valentes que pueden acercarse al CESFAM y los AM que no pueden hacerlo. Muchas veces si no hay un programa focalizado de atención domiciliaria, la mayoría de estos pacientes ven muy limitado su acceso al sistema de salud.

    Por último, te recomendaría que en vez de utilizar el promedio de ingresos por hogar uses la mediana. Nuestro país es muy desigual y las familias de altos ingresos distorsionan el valor del promedio (la mediana debe estar por los 350.000 aprox).

    Saludos!