Porteando las tradiciones

Dentro de los mamíferos el ser humano es el que nace más prematuro. La bipedestación y el consiguiente aumento del volumen cerebral, mucho mayor al de otros animales, provocaron un verdadero reto y un salto evolutivo para la especie: parir una cría con una cabeza capaz de atravesar el canal del parto pero neurológicamente inmadura.
La hipótesis de Bostock, descrita en 1962, permite comprender la inmadurez del recién nacido humano al proponer que el periodo de gestación del homo sapiens debiera durar dieciocho meses, pues recién a los nueve meses de vida extrauterina se alcanza el desarrollo neurológico de los mamíferos superiores terrestres, caracterizado por la capacidad de movilizarse en sus cuatro extremidades, es decir, gatear.
Al nacer, el “feto en gestación externa” es completamente dependiente del calor, protección y alimento otorgados por su madre (o cuidador principal). La lactancia sería una especie de placenta que proporciona la nutrición permanente y estar en brazos, el vientre materno cuyos movimientos continuos favorecen la maduración neuronal.
Estar acunado es la posición más conocida y confortable para el lactante. El contacto piel a piel contribuye al establecimiento de un vínculo madre-hijo estrecho y disminuye la ansiedad del niño pues sus necesidades son prontamente satisfechas. Lo anterior, garantiza su crecimiento sano y feliz.
Muchas culturas desde tiempos inmemoriales han utilizado el porteo, o arte ancestral de cargar a la cría, como un estilo de crianza que compatibiliza el cuidado de los hijos con los quehaceres del hogar, sin temor a “malacostumbrar”. Ofrece al niño la posibilidad de interactuar con su entorno desde la altura de su madre o cargador y con ello, aumentar sus experiencias de vida desde temprana edad.
Independiente de cómo decidamos cargar a nuestros hijos, en brazos o portabebés, (fular, mei tai, mochila, bandolera, entre otros) es fundamental que la posición sea ergonómica y permita el correcto desarrollo tanto a nivel vertebral como articular.
¿Cuál es esta posición ergonómica?
La Red Canguro (www.redcanguro.wordpress.com), asociación española por el fomento del uso de portabebés, recomienda la posición de ranita o en cuclillas. Se obtiene al colocar al bebé con las piernas flexionadas, las rodillas a un nivel ligeramente más alto que las nalgas y abiertas en un ángulo de aproximadamente 90°. La cabeza del fémur se coloca perfectamente dentro del hueco acetabular de la cadera y el peso del niño se distribuye sobre sus nalgas sin que tenga que soportarlo su espalda aún en formación.
La columna vertebral del bebé tiene naturalmente la forma de “C”, que posteriormente va madurando desde la cabeza hasta la cadera, adquiriendo las curvas en forma de doble “S” de la edad adulta.
La crianza en brazos no sólo es saludable para el niño, sino también para los padres. Algunos beneficios son:
• Seguridad y tranquilidad por responder oportunamente a las demandas del bebé.
• Estimular la lactancia materna.
• Autonomía para atender a otros hijos y realizar las labores de la casa al tener las manos libres.
• El portabebés no ocupa espacio y puede utilizarse cómodamente en el metro, micro o en lugares concurridos.
• Puede ser utilizado por ambos padres.

Con el propósito de normalizar respecto del uso del portabebés, Babywearing International nos convoca a celebrar la Semana Internacional de la Crianza en Brazos entre el 08 y el 14 de octubre del 2012. El lema “Porteando las tradiciones” es una invitación a seguir el instinto y disfrutar de lo natural.
En Chile, distintas actividades están programadas para difundir este tipo de crianza. Se las detallo a continuación:
Santiago: organización a cargo de Tienda Manzanita bebé, Crianza en Flor, Cachito de Luna y Portamor.
• Concurso fotográfico entre el 01 y el 14 de octubre.
• Sábado 13 de octubre, 12.00 horas: Flashmob canguro a la salida del metro Baquedano y a las 13.00 horas un picnic de familias canguras en el Parque Forestal.
Valparaíso: organización a cargo de Fular Kangura y Clan Madre en Armonía.
• Martes 09 de octubre, 12.00 horas: Taller de porteo al aire libre en Plaza Yungay.
• Jueves 11 de octubre, 16.30 horas: “Compartiendo nuestras vivencias de porteo” en el Emporio Putamadre ubicado en Almirante Montt n° 42.
• Sábado 13 de octubre, 12.30 horas: Picnic de familias canguras y tarde de porteo por los cerros de El Retiro, Quilpué.
• Domingo 14 de octubre, 12.00 horas: Picnic de familias canguras y a las 15.00 horas taller de porteo y sesión de fotos “Wawas felices & seguras”, Quinta Vergara, Viña del Mar.

Si estar en los brazos otorga al niño la seguridad emocional de ser atendido y aceptado incondicionalmente ¿Por qué privarnos de esta maravillosa experiencia?

Comments

  1. cata thomas says

    Al parecer lo mas hostil que le puede suceder a un bebé es nacer y no ser acogido y protegido tal cual el útero…ojalá toda la sociedad de un vuelco y se sume a la protección de nuestras crías que estan en un tremenda desventaja en comparacion a la de las otras especies… PORTEO! PORTEO!! PORTEO!!!! Por bebés sanos y felices :)

  2. says

    Muchas gracias por el post. Muy claro, explicativo y buscando reconectarnos con lo esencial para vivir: la relación directa y constante con los otros.
    ¡Y gracias por la difusión de las actividades!