Embarazo Psicológico o pseudociesis

El fin de semana pasado se desplegó todo un operativo buscando una joven embarazada supuestamente secuestrada. Esta búsqueda llego incluso a mi trabajo donde se nos mostró fotos de la mujer evidentemente embarazada. Cuento corto: al final del día la mujer apareció, sin embarazo, sin bebé y sin evidencia de haber tenido un parto. Pero ¿Es esto posible?. Bueno, entre especulaciones y teorías varias llegamos a una que me llamó fuertemente la atención: Embarazo psicológico.


Este transtorno también llamado pseudociesis se describe como una mujer que cree estar embarazada al nivel de que llega  presentar signos y síntomas de embarazo como: amenorrea, nauseas, vómitos, aumento de peso, sensación de movimientos fetales, crecimiento de las mamas, cambios cervicales e incluso cambios en la pigmentación de la piel. Todo esto seria gatillado por un fuerte deseo de ser madre o incluso por el temor extremo de embarazarse en adolescentes que inician su actividad sexual.

Según algunos médicos sería una consecuencia del control de la mente sobre las hormonas hipotalámicas causando una disminución de la LH y FSH conduciendo a la anovulación y por ende a la amenorrea. Por otra parte, la Prolactina y la Progesterona estan aumentadas, lo que estimula la lactogénesis y mantenimiento del cuerpo lúteo. Se ha sabido de casos en que incluso hay aumento de la Gonadotrofina dando falsos positivos en los test caseros de embarazo. Estas alteraciones hormonales serían entonces la causa de la aparición de los signos y síntomas de embarazo antes descritos, los que pueden confundir hasta al mas experto.

Por supuesto el diagnostico diferencial es sencillo: con un examen físico nos daremos cuenta que a pesar del aumento de volumen abdominal, no encontramos el ombligo invertido como en un embarazo real. Otra forma es mediante las Maniobras de Leopold donde no palparemos partes fetales, al intentar auscultar el foco cardiaco fetal solo encontraremos el latido de la aorta descendente, lo que se corrobora facilmente comparandolo con el pulso de la mujer. Finalmente la prueba irrefutable de embarazo psicológico es la ecografía, donde no se observará feto alguno.

 

De suma importancia es considerar que este es un trastorno esencialmente psicológico donde la confirmación de la inexistencia de embarazo puede desencadenar una fuerte depresión en pacientes que deseaban mucho estar embarazadas, por lo que la derivación oportuna con un psiquiatra es muy importante.

Comments