¿Libre elección?

Hace exactamente una semana, Sebastián Piñera anuncio con bombos y platillos el Bono Libre Elección para los pensionados. Pero, ¿Qué significa esto?.

El sistema de aseguramiento público de la salud FONASA, contempla dos formas de atención, la Modalidad de Atención Institucional (MAI) y la Modalidad de Libre Elección (MLE). La MAI es la atención que otorgan los instituciones publicas del sistema nacional de salud de acuerdo los convenios con FONASA, y la MLE corresponde a aquellas prestaciones a las que se puede acceder en el sector privado, previa compra de un bono,  sólo pueden acceder a esto los tramos B, C y D, el tramo A sólo puede acceder a la MAI. Es importante señalar que lo que FONASA cubre en los bonos de la atención privada es un porcentaje muy bajo, la gran parte del costo de la atención sale del bolsillo de cada persona.

Lo anterior tiene sentido, y en el fondo deja al Estado como responsable de la salud de los que menos tienen, todo iba bien, incluso el gobierno había eliminado el 7% de cotización en salud de los adultos mayores, pero hasta ahí nomás llegamos parece. Lo que plantea lo anunciado por el presidente es que ahora, incluso los pensionados que menos tienen (muy por debajo del sueldo mínimo), van a tener la “libertad de elegir” donde tomarse exámenes y atenderse, en caso de que el sector público no pueda dar respuesta a tiempo.

De acuerdo a algunos estudios, el 20,4% de los adultos mayores declara haber tenido un problema, enfermedad o accidente en los últimos 30 días, frente al 11,7% de la población general. Del aquel porcentaje que declaró enfermedad un 77,1% consultó en un servicio de salud. En la actualidad cerca del 80% de los pensionados del país pertenecen al 40% de los hogares de menores ingresos del país.  Un 8,9% de los mayores de 60 años vive bajo la línea de la pobreza.

Pesé a todo lo anterior, al gobierno y al estado Chileno, le parece adecuado y una buena medida (por que así lo presentan) que los pocos ingresos que ellos tienen salgan a gastarlos en buscar soluciones a sus problemas de salud en el sector privado. Eso suena más a dar por perdida una batalla, que a una gran medida. El estado no es capaz de dar solución a los problema de salud a este grupo y les da la opción de “elegir libremente” donde atenderse.

Chile, de acuerdo a los datos de la OCDE es el país en el que las personas más gastan desde su bolsillo en Salud, el promedio de los países OCDE es cercano a 20%, en Chile bordeamos el 40%. Esta medida lo único que hace es aumentar este porcentaje.

La pregunta que planteo al comienzo de esta columna de opinión es clara, ¿Puede tener libertad para elegir atención en salud alguien que apenas tiene para comer?.

¿No sería mejor aumentar los esfuerzos y recursos provenientes del estado y fortalecer el sistema público para poder dar respuesta a las necesidad de salud de este grupo tan vulnerable de la población?, para el estado pareciera que no es mejor eso, parece que es mejor que el poco dinero que tienen lo gasten en salud, y al mismo tiempo piensen que son “libres de elegir”, y que lo están haciendo.

Comments

  1. Alejandro Barrera says

    Si consideras que la pension basica solidaria es de $78000 aprox y el copago de un bono especialista nivel 3 es de $4600 y se solicitan unos examenes basicos como hemograma, nitrogeno urico, glicemia y orina completa (copago de $5600) una persona se gasta el 14% de su pension.

  2. Ana says

    Es insólito que se anuncie algo como esto con tan poca conciencia y responsabilidad de parte del Estado. Es evidente que le están engrosando los bolsillos a los que más tienen, con las pocas chauchas de los menos favorecidos. Desde hace poco tiempo, soy una hija que se gasta gran parte de su sueldo en apadrinar con el mayor cariño a su madre, ya que con el dinero que ella percibe siendo tercera edad, apenas alcanza para el pan.
    En fin…