De Homenajes a Dictadores, Funas y Encapuchados de siempre

Arriesgo polémica, pero en mi retorno a escribir a @matasanos no puedo dejar de comentar un tema que estoy seguro marcó la agenda de todos el día domingo en Chile y que los que nos leen en Latinoamérica también pueden haber observado. ¿Que tiene que ver esto con un blog de Salud? Aunque creo que todo tiene relación con Salud Pública, quizás esta vez la asociación es más sofisticada. Veremos que resulta.

El día Domingo 11 Junio se desarrolló un homenaje – que algunos dicen que no fue aquello, solo sería la exhibición de un video documental que explicaría la “verdad” desde el otro lado – el que congrego a adherentes del dictador General Pinochet, durante cuyo gobierno esta objetivado se cometieron asesinatos y violaciones a los derechos humanos, mientras que en rechazo se reunieron en las inmediaciones opositores al régimen y familiares de victimas.

Dejando fija la variable “Homenaje” y lo que pensemos acerca de si es posible en países como los nuestros realizar este tipo de actos, es lamentable darse cuenta que las imágenes que predominaron en los medios son las de los serios incidentes que se generaron antes, durante y después del acto. A los enfrentamientos con la policía uniformada, destrucción del mobiliario público y barricadas en las calles Santa Isabel y San Diego, son quizás los daños causados a una automotora la gota que de alguna forma rebalsa el vaso y obliga a pensar el por qué, así como lo vimos el año pasado, estos detestables personajes genéricamente conocidos como “los encapuchados” se toman el control de estas situaciones.

Si bien es entendible que sea considerado violento el homenajear a Pinochet en Chile, no creo que la respuesta se encuentre en los niveles de violencia exhibidos ayer. La pregunta es que estamos haciendo como ciudadanos, y en este caso directo organizadores , lideres de agrupaciones de derechos humanos, y a quien corresponda según sea el tipo de manifestación (estudiantes, trabajadores, etc) para innovar en la forma logrando que al final del día predomine el fondo (oposición e indignación ante los abusos cometidos en dictadura y el hecho que se realice un homenaje) versus que un grupo de profesionales de la destrucción, que probablemente no entienden el fondo del asunto, se “hagan el día”.

No tengo una respuesta clara a cual es la forma correcta. Pienso que debemos defender el derecho a manifestarnos como ciudadanos. Sin embargo, en colaboración con Carabineros – entendiendo que es labor de la Policía resguardar este derecho y no cargar contra el ( se podrían escribir varios post al respecto) – se deben idear maneras de manifestarse en las que el objetivo principal sea el instalar el mensaje, evitando que la manifestación se diluya en una escalada de saqueos, bombas molotov y destrucción.

¿Realizar actos y manifestaciones en lugares cerrados?  ¿Control de acceso? ¿Colaboración de inteligencia con Carabineros (quizás esto ya ocurre pero resultados son malos)? No lo se. Sin embargo, pienso que el inicio de la respuesta estaría en la voluntad de los principales involucrados en que esto no termine así, tanto organizadores como Carabineros, Gobierno, pero eso definitivamente no lo tengo tan claro.

Comments

  1. José says

    Mucho presupuesto sostenido durante años para producciones claramente marcadas por:

    “Los Archivos del Cardenal” “Museo de la Memoria” “Los 80″ “Amar y Morir en Chile” de Chilevisión “Allende, la película” “No” de Pablo Larraín “Violeta se fue a los Cielos” “Machuca” “Post Mortem” Y etc, etc.

    El documental “Pinochet”, es el ganador del VI Festival Internacional del Gran Cine Hispanoamericano (FIGCH) en EE.UU. Miami a comienzos de marzo.

    Y los realizadores Chilenos, nuestros Cineastas?? donde queda la ficción, el terror, el suspenso, drama, amor, y tantos otros géneros que con el talento nacional se podrían explotar perfectamente, cuando se trata de realizaciones que hablen de los 70 y 80 ahí sobra la imaginación… (Para mi son películas super mal hechas y por sobre todo con repartos pésimos).

    La violencia sucedida es Injustificada claramente, los autos todos destruidos están estacionados a 3 cuadras del teatro Caupolican al frente de este hay un supermercado santa isabel (donde suelo comprar) y en la esquina hay una tienda LaPolar para que se hagan un idea nadie puede estacionarse en ese sector, claramente y a mi parecer es un acto de delincuentes que prefieren quemar y destruir lo que nunca en su vida podrán tener.