Cuando la homofobia e ignorancia se dan juntos: El caso del Ministerio de Educación

Hace algunos días se hizo público en diversos medios de comunicación que uno de los planes de educación sexual del Ministerio de Educación de Chile incluía la homosexualidad como una enfermedad.

Las críticas de la comunidad y las disculpas de la autoridad afloraron con rapidez, prometiendo además su corrección inmediata. Era tan obvio el error que no duró mucho la polémica. Todos se centraron en el problema de catalogar la homosexualidad como un “trastorno de la identidad sexual”, algo que ya fue “zanjado” en 1973 cuando la Asociación Psiquiátrica Americana la eliminó como una enfermedad mental. Todo quedó como un lapsus de algunos homofóbicos que redactaron el programa que -sin duda- fueron traicionados por su preconsciente.

Pero el problema es otro. Además de homofobia, está la ignorancia de nuestro Ministerio de Educación. Aquellos llamados a velar por nuestra erudición, hacen gala de lo contrario. Resulta que el polémico documento cataloga la homosexualidad como un trastorno de la identidad sexual. ¿Éste es un problema de identidad u orientación sexual? Resulta que no son lo mismo…

La orientación sexual consiste en 3 componentes: deseo, conducta e identidad. El deseo sexual es lo que me atrae, con lo que fantaseo, tengo sueños. La conducta sexual es lo que hago, lo que llevo a la acción. Y la identidad sexual es el rol con el cual me identifico, quién soy -sexualmente-.

Una mujer puede tener conducta homosexual, demostrar características típicas del rol femenino, estar casada con un hombre y experimentar una identidad heterosexual. Un hombre puede tener deseo homosexual, tener sexo sólo con mujeres, y estar disconforme con su rol de género.

Actualmente se reconoce como único trastorno de identidad sexual al transexualismo, que se caracteriza por una identificación acusada y persistente con el otro sexo y un malestar constante con el propio sexo o sentimientos de inadecuación con su propio rol. Es una persona de sexo masculino que se siente de rol femenino, una mujer atrapada en cuerpo de hombre; y vice versa. Y para complicar las cosas, esa persona puede sentir atracción por hombres, mujeres o ambos. Nuevamente; identidad, conducta y deseo son cosas diferentes y que se enmarañan.

Creo que conversar sobre todos los aspectos de la homosexualidad es muy válido. Podemos discutir si es una enfermedad, anormalidad, condición o situación. Eso aportaría a disminuir cada vez más su discriminación. Y tan importante como lo anterior es conocer las distinciones dentro de la sexualidad humana, ya que ordena el debate y nos permite preparar a los jóvenes para la discusión que se viene: la eliminación del transexualismo como una enfermedad mental.

Fuente: Kaplan HI, Sadock BJ. “Comprehensive Textbook of Psychiatry”, 7th Edition.

Comments

  1. says

    Mientras leía el artículo pensaba para mis adentros… yo también tengo esos mismos conceptos… hasta que claro. Llegué al final y vi la fuente: Kaplan y todo me hizo sentido xD.

    Buen artículo :)

  2. Franmidwife says

    Muy Buen post, a veces hace falta refrescarle la memoria a algunas personas.

  3. says

    Yo lo veo mas como una medida del Ministerio de Educacion de eliminar la homosexualidad, ya que en otros paises se esta aceptando como algo normal. Y tengo claro que la homosexualidad no es normal. Incluso se estan casando personas del mismo genero, algo que no es adecuado. Geneticamente somos XX o XY .

  4. Mario Hitschfeld says

    Gracias amigos por deterse a comentar. Especialmente a “Hipocrates” por profundizar un poco más dando su opinión.

  5. says

    Y tengo claro que la homosexualidad no es normal.

    ¿Cómo entiendes “normal”? ¿Lo deseable? ¿Lo común? ¿Lo socialmente aceptado? Estás utilizando palabras complejas para simplificar un tema que no lo es.

  6. Lorena Pimentel says

    Hipocrates, definiendo normal desde un punto de vista estadístico entiendo por qué dices que no es normal. Pero según tu opinión el matrimonio entre personas del mismo género no es adecuado ¿En qué te basas para pensar así?

  7. Psicólogo says

    Muy buena la aclaración sobre la diferencia entre orientación sexual e identidad sexual que es una confusión generalizada.

    Creo que la columna tiene un error: todo este asunto partió por un programa de educación sexual de una universidad y no del ministerio, que fue quien corrigió el error.

  8. Hipocrat.es says

    Vealo desde el punto de vista natural, es decir no va acorde a la naturaleza, a la reproduccion de la vida humana. Desde el punto de vista religioso, desde un inicio fue hombe y mujer. Lo indicado para la multiplicacion de los seres humanos y la creacion de la sociedad. De igual manera desde una perspectiva heterocentrista.

    Saludos

  9. says

    Tienes razón Hipocrat.es… debí dejar que mi hijo muriera cuando tuvo Leucemia. Un trasplante de precursores hematopoyéticos no va “acorde a la naturaleza” y por cierto, va en contra de la selección natural postulada por Darwin.

    Sobre lo “religioso”, me temo que quieres decir cristiano (esa tendencia de los cristianos-católicos a tener el monopolio de la espiritualidad y religión, ah?)

  10. says

    Entiendo que si se trata de proteger el “amor”, la libertad y la igualdad entre las personas, independiente de como piense o sienta desde la sexualidad, mientras no afecte a terceras personas podria ser permitido como “union”. Mas no como Matrimonio. Es mi forma de pensar y respeto la tuya.

  11. Mau says

    Hipocrates: la homosexualidad no es anormal ni una conducta atípica. Existe desde siglos atrás (acuérdense de los griegos), e incluso se extiende a distintas especies.

    El problema de fondo es el cómo la sociedad contemporánea ha instaurado la homosexualidad como algo malo o incómodo en el entorno, desconociendo todo rastro histórico y análisis científico de esto. No creo que tenga que ver con el tema reproductivo lo que dicte la normalidad de una conducta sexual.

    http://www.youtube.com/watch?v=VUwza5Grxos&feature=related

  12. says

    No hagas parecer que te estoy atacando en forma personal, porque no lo estoy haciendo. Sólo estoy haciendo un ejercicio de “extender” tu argumento a otras áreas para intentar demostrar que es incorrecto, pues no se aplica en áreas similares.

    Una discusión significa que hay intercambio de argumentos en base a tesis distintas sobre un tema, si sólo vamos a intercambiar opiniones dime y no perdemos tiempo discutiendo.

    PS.- Nunca hemos hablado de matrimonio, no sé por qué lo sacas a colación.