Un portal ¿seguro? para comunicación entre médicos y pacientes en Facebook

Los portales de pacientes son la cara pública de la eSalud. A través de ellos, las organizaciones de salud ponen a disposición de pacientes, usuarios y familiares la información que necesitan… o por lo menos, la que las organizaciones creen que los pacientes necesitan. Uno de los desafíos al abrir un portal para los pacientes es la seguridad y la privacidad; ¿quién tiene acceso, y a cuanta información, a través de internet? ¿Pueden los pacientes acceder a su ficha clínica? ¿Pueden darle permisos limitados a sus familiares o cuidadores? Y por el lado del centro de salud, ¿quién responde a las solicitudes del paciente?

Resulta bastante claro que para los usuarios de cualquier institución de salud sería conveniente acceder, al menos, a algunos servicios específicos, como la toma de horas, la recepción de exámenes, el pago y la gestión de los cobros a los seguros. Sin embargo, estos son aspectos más bien administrativos: lo realmente poderoso sería contar con plataformas que le permitan a los pacientes comunicarse con su médico y otros profesionales de salud a través de un canal sencillo y ojalá lo más familiar posible.

Desde hace algunos días se puede hacer esto a través de una aplicación de Facebook creada por RegisterPatient.com, un proveedor de sistemas de registro y agenda de pacientes en EE.UU. Mediante esta aplicación, los pacientes podrán comunicarse con su tratante en forma segura, agendar su hora, e incluso renovar sus prescripciones, desde su propio perfil de la red social online.

Para los profesionales de salud que ya son clientes de RegisterPatient es gratis agregar la aplicación a la página de Facebook, y por supuesto también es gratuito para los pacientes. En la práctica esto significa que una clínica pequeña, o una consulta individual, puede rápidamente establecer una presencia online incluso sin tener una página web propia, rápidamente y a bajo costo.

La primera preocupación, por supuesto, es si una integración con Facebook puede poner en riesgo la privacidad de los pacientes en forma inadvertida. La aplicación cumple con los criterios de la HIPAA (Health Insurance Portability and Accountability Act), la normativa que dicta los límites para la transferencia electrónica de datos entre los actores del sistema de salud estadounidense, por lo que cumple con criterios establecidos. Cabe destacar que esta vía de comunicación NO ES una ficha médica electrónica, por lo que en rigor no debieran quedar expuestos datos clínicos del paciente. Sin embargo, en la interacción con el médico o un representante del centro de salud si podrían haber riesgos de compartir información no deseada, abriendo una vulnerabilidad.

También es importante recalcar que los pacientes utilizan su cuenta de Facebook para interactuar con los profesionales, pero estos utilizan una cuenta del proveedor de la aplicación, no sus propios perfiles en la red social online.

¿Qué les parece la idea? ¿Sería algo que se podría replicar en los países de nuestro continente?

Fuente: HealthWorks Collective

Más información: PRWeb

Más ejemplos de portales de pacientes (en España): eHealth Wars