Dia de la Enfermería; Karina

Nunca nadie me dijo que habrían “días de aquellos”, en que nos iba a tocar muy seguido enfrentarnos con la muerte y ofrecer consuelo a quienes quedaban. Que habrían escenarios complejos, y que muchas veces la lucha seria interna, entre lo que se quería y lo que se debía hacer. Que se perderían celebraciones con amigos, así como también se deberia en ocasiones postergar a la familia, en beneficio de cuidar a otros.

Expuesto de manera precisa por Jean Watson quien afirma que: “lo más valioso que una enfermera y enfermero pueden ofrecer a la humanidad; es tomar el dolor que sufre otro como propio, la dedicación a los demás con amor, el atender a los demás como a uno mismo, entendiendo que humanizar es posible y es necesario”; eso representan los y las enfermeras, seres humanos al servicio de seres humanos.

Tampoco nadie me dijo lo “llenito” que iba a sentir el corazón al recibir de vuelta un “gracias” , un apretón de manos y una sonrisa de alguno de aquellos a quienes cuidaba, acompañaba o consolaba. Ni de la gente maravillosa con la que compartimos estas difíciles tareas. De las áreas ocultas donde siempre la labor enfermera (así como la del resto del equipo) es importante.

Así como del enorme valor que esta profesión tiene al contar con todos los elementos que la configuran como tal: un cuerpo de conocimientos, un reconocimiento jurídico, la formulación de códigos de ética, la creación de colegios profesionales, pero que depende de casa uno de quienes la ejercemos la “visibilidad de los cuidados enfermeros”, y que al pasar los años, casi te llegue a agradar el que te llamen (siempre con cariño) ” bruja”.

En la actualidad (y desde hace 6 años) estoy dedicada a aportar en la formación de las nuevas generaciones.

Al cambiar de escenario, Cambie la sonrisa de los usuarios, por las sonrisa de los alumnos, me cambiaron el adjetivo de “bruja”; por el de “la vieja de…” .

En un principio un desafío complejo porque para transmitir los conocimientos se necesita una metodología; un proceso y la articulación de estos contenidos para hacer que el aprendizaje sea significativo. Es aquí donde está la responsabilidad de cada uno dedicado a la academia; en seguir adquiriendo nuevas herramientas para realizar esta tarea. No quedarse solamente con la experiencia clínica, ir mas allá, porque el día a día así lo exige. Es un proceso no menor, considerando la globalización, el surgimiento de las TIC’s, de conceptos nuevos como eHealth, etc.

Conjugar conceptos como el saber, el saber hacer y el ser, es decir, los conocimientos, con la destreza/habilidad y la humanizacion del cuidado. Trilogía que debe estar presente y equilibrada en la formación de las nuevas generaciones. Se lee complejo, y lo es. Pero ahí va el compromiso que cada uno como “formador” adquiere. Y en donde siempre estamos inculcando algo que nunca se debe olvidar: toda acción de enfermería actúa sobre la persona humana, bajo esta premisa es fundamental que estas acciones se enmarquen en el respeto de la autonomía de las personas para decidir sobre su salud; junto con tratar de responder a las demandas que la sociedad actual requiere.

El formar, ha permitido ir descubriendo otras áreas ocultas , invisibles cuando uno esta en el área clínica, y que se hacen necesarias para reafirmar y valorizar mas la profesión. Hablo de la investigación, de la evaluación y ejecución de proyectos, de la EBE (enfermería basada en evidencias).

Nuestra misión es ocupar un lugar social; de compromiso con el otro ser humano. Volver a nuestras raíces de manera renovada y actualizada. La mística de los y las enfermeras, es el deseo, el compromiso y la entrega. El tener y desarrollar la vocación de velar por el bien más preciado que cualquier persona, que cualquier familia puede tener y que tiene que ver con su salud.

El hacerlo amparados en el código sanitario ; en donde las acciones de enfermería son independientes y comprenden la gestión del cuidado y el deber jurídico de velar por la mejor administración de los recursos de asistencia . Y por sobre todo velar porque esta gestión del cuidado y administración de recursos respete la dignidad humana.

El consejo internacional de enfermería en un sentido mas amplio plantea que “nuestra misión es conducir a nuestras sociedades hacia una salud mejor, fomentando la salud de las comunidades y de las personas; prestando apoyo a estrategias de desarrollo sostenible que mitiguen la pobreza, la contaminación y otras causas subyacentes de enfermedades, trabajando con conocimientos y entusiasmo para promover estilos de vida sanos, lugares de trabajo saludable y finalmente comunidades y sociedades sanas”.

Decir que cada enfermera y cada enfermero en su área de desempeño es importante. Cada uno contribuye para realzar la profesión y que debemos sentirnos orgullosos de ella.Quiero terminar entregando reconocimiento siempre, apoyo permanente y mi vocación compartida con todos y todas ustedes. Feliz día de la enfermera y de los enfermeros.

Enfermera dedicada a la academia, matea, trabajólica, obsesiva y según el entorno, algo malas pulgas pero buena gente. Actualmente contribuyendo a la formación de las nuevas generaciones, por ende a pesar de la juventud, llena de canas. Apasionada y defensora acérrima de la profesión. #FlorenceLover, convencida de que si TODOS partiéramos el día con una sonrisa, seria distinto.

Comments

  1. Katty says

    Tan bonito “hablamiento” academico, se pasó colega. Esos alumnos serán un lujo de enfermeros si tienen a la Sita Kari de profesora.

  2. jesicaba says

    Me alegra que escribieras este Post siento que te conozco mas…….y no me equivoco un 7 profe!!

  3. Edgardo Loyola says

    Oiga amiga me emocionan sus palabras…yo quiero ser un profe como usted!! Lo intento cada día.

  4. says

    Que bien dicho todo Kari, la docencia es tan gratificante como el cuidado de los pacientes, en el cual siempre estamos educando a conocerse mejor y a autocuidarse.

    Buenos docentes de enfermería harán de futuros colegas unos profesionales críticos, con conocimientos, valorando la investigación con el EBE, aprendiendo las necesidades de las personas en lo físico, psíquico y espiritual.

    Enseñar a valorar nuestra profesión y conocer su sustento legal es importante para los estudiantes. Somos una profesión autónoma, parte de un grupo profesional multidisciplinario, un equipo con responsabilidades propias al servicio de la salud de la comunidad.

    Un abrazo colega
    Jackie

  5. KariR09 says

    Querida Katty:
    muchas gracias por el comentario… (y no desconozcas tu influencia , en la motivación para escribir este post . :), y aún releo de tanto en tanto tu post, y me sigo emocionando, ya hay experiencias en común, y que al leerlas, reflejan fielmente las etapas que en algun momento se vivieron.

    Querida Jessica : me pasa lo mismo con su post. Se agradece compartir experiencias, como lo exprese en el post: cada enfermera, enfermero desde su expertiz enriquece la profesión.
    Gracias por el apoyo :)

    Estimado Edgardo: no trate de ser como yo (jajaja tengo tantas pifias, las que intento corregir en el dia a dia… sea mejor ;) Se que usted puede!!!!

    Finalmente Jackie: que preciso el comentario. Y es cierto, es tan gratificante como el cuidado directo.
    Nos obliga a estar muy actualizadas tanto en contenido, como asi tambien en el como transmitir el mismo.

    Un abrazo a todos ustedes, gracias siempre por el apoyo. :)

  6. KariR09 says

    Finalmente , no quiero dejar de agradecer a Matasanos, a cada uno de los integrantes de este equipo. Quienes nos brindaron en nuestro día la instancia de compartir experiencias, y generar este espacio de encuentro.
    Gracias!