Contacto

¿Comentarios, sugerencias, problemas técnicos, negocios, publicidad? no dudes en contactarnos mediante el formulario o directamente escribiéndonos a contacto@matasanos.org

También puedes encontrarnos en:

asd

Artículos

May 12, 2012

Dia de la Enfermería; Alejandra

Autor

Invitado

Autor Invitado que comparte con nosotros, alguna de sus experiencias. ¿Quieres ser tu tambien un autor invitado? Pues escribenos a editores@matasanos.org para colaborar con tu opinión, idea, proyecto o post. Anímate!

Muchos pensaran y dirán que trabajar en APS es aburrido y no tiene grandes desafíos… pues bien: se equivocan. Trabajo en atención primaria desde hace más de un año, en un consultorio rural cercano a la región Metropolitana. Casi a diario, me divido entre controles de Salud del Niño, controles PSCV-AM, y unos pocos procedimientos, entre otras cosas. Sobre todo, me ocupo en actividades de educación, ya que ése es el enfoque y nuestro rol. Y no sólo educación a los pacientes, sino que también a funcionarios y otros profesionales, pues hay que compartir conocimientos y renovar los que ya se tienen. El mayor desafío en atención primaria es que funcionemos como un centro de salud familiar, con todo lo que esto implica: una atención integral al individuo, la familia y la comunidad; trabajar con la gente tomando en cuenta su cultura y sus creencias; lograr trabajar como equipo multidisciplinario; que la población se empodere de su salud y sepa reconocer cuándo debe consultar de manera espontánea y cuándo acudir al servicio de urgencia. Esto último es muy relevante, porque con frecuencia –y mis colegas probablemente concordarán conmigo– las personas acuden al control PSCV con una enorme lista de todas las enfermedades que padecen, lo que dificulta enormemente la atención, pues se pierde el enfoque en las enfermedades incluidas en el control de salud cardiovascular.

Otro de los desafíos incluidos en esta labor es la de trabajar con metas, lo que al terminar el año se traduce en recursos. Hay mucho por hacer, enseñar y aplicar; sin embargo, el tiempo es tan corto que alcanzar estas metas es una tarea titánica. Personalmente, creo que no deberíamos trabajar en función de metas pues para alcanzarlas es necesario contar con recursos económicos. Deberíamos trabajar más libremente, ya que con los pocos recursos que se cuentan, la labor realizada ha sido casi un milagro. Tengo claro que debemos regirnos por ciertas normas, pero a veces esa presión hace que se pierda el interés por trabajar en APS, sobre todo cuando debemos enfrentar y compensar la escasez de personal. Esta falta de colegas y otros profesionales nos genera sobrecarga de trabajo y un aumento insostenible de burnout, lo que se refleja en el alto nivel de rotación de profesionales en los diferentes consultorios. Muchas veces me pregunto qué hago en un consultorio, y debo reconocer que extraño inmensamente la atención hospitalaria. Anhelo regresar a esa área de la enfermeria en el futuro, con más experiencia, ganas y con una visión integral de la realidad que viven los usuarios del sistema, a fin de entender por qué nuestros pacientes no cuidan su salud y prefieren seguir el consejo de la abuelita, o cómo los afecta la noción paternalista de que el Doctor lo es todo.

Los pacientes que consultan a atención primaria enfrentan muchas dificultades, entre ellas la polifarmacia, el vivir solos, la escasez de recursos económicos y un nivel educacional bajo. Llega a ser anecdótico la cantidad de lápices, plumones de colores y otros implementos que necesitamos para enseñarle a los pacientes a tomarse los medicamentos en la dosis y horario respectivos –e incluso otras cosas–, para que sigan correctamente el tratamiento.Eso, sin contar que a veces resulta siendo uno mismo el modelo para ejemplificar alguna idea en particular. Es reconfortante cuando un paciente logra hacerse cargo de su salud, adopta hábitos de vida saludable y se hace conciente de su enfermedad. Mención aparte merecen los controles de niño sano, el programa de inmunizaciones y de alimentación. El mayor problema que veo durante mi jornada en la APS es que ésta atiende en horario laboral tradicional, lo que implica que muchos de nuestros usuarios deben pedir permiso, o incluso vacaciones, para poder asistir a los controles de salud. Es extremadamente necesaria una extensión del horario y, por supuesto, generar los recursos necesarios para ello. Es nuestra labor cambiar la mentalidad y educar, educar y educar, aunque a veces los pacientes crean que los estamos sermoneando, pues estoy segura de que ésta es una de las tareas más costo-efectivas de la atención primaria. Necesitamos más recursos, más infraestructura, más capacitaciones y, sobre todo, más profesionales comprometidos y con más corazón. Trabajar en APS no es una obligación, es una vocación, y cuando se pierden las ganas hay que reinventarse, dar un paso al costado y buscar otros rumbos laborales. Como reflexión, siempre hay un largo camino que recorrer en APS.

Espero que el Modelo de Salud Familiar se ejecute de manera efectiva en todo Chile, como corresponde, y que se otorguen los recursos necesarios para que funcione de la mejor manera. No obstante, hay que tener en cuenta que se trata de un trabajo compartido, porque aunque se disponga de muchos recursos, los objetivos no se lograrán a menos que trabajemos con entusiasmo y energía. Futuras colegas y futuros colegas, el trabajo en APS es conocer realidades, atender a gran parte de la población, seguir el ciclo vital de las personas, trabajar en equipo, y tantas otras cosas… pero sin importar el área que elijan, recuerden que somos los profesionales que gestionamos el cuidado.

Alejandra Cerda, Enfermera, Consultorio Rural Adriana Madrid de Costabal en la comuna de María Pinto; encargada del PSCV-AM; colaboradora en el Programa del Niño Sano; participante en la Comisión del Servicio Salud Occidente del Adulto Mayor; fotógrafa aficionada; supervisora de prácticas de alumnos de enfermería e internos por consecuencia.


Hay 2 comentarios en esta publicacion

2 Responses to “Dia de la Enfermería; Alejandra”

  1. kattyalfaro says:

    Grande la enfermería..estamos en todas!!
    Felicitaciones Alejandra

  2. jesicaba says:

    Gracias por compartir tu historia Alejandra, muy interesante de conocer el trabajo en la Atención Primaria