2012, el año de la salud: Cuál ha sido la última reforma (Parte IV)

En mi última columna comencé a detallar lo que fue la más reciente reforma al sistema de salud chileno, abordando en esa oportunidad la Ley de Autoridad Sanitaria y Gestión. Ahora me detendré en las leyes de: 1) Régimen de Garantías en Salud, 2) Isapres y 3) Financiamiento. La quinta ley de esta saga, “Derechos y Deberes de los Pacientes”, la desarrolla Rubén Gennero en esta columna.

1) Régimen de Garantías en Salud:

Es la definición y priorización, por parte del Ministerio de Salud junto a la asesoría del Consejo Consultivo, de enfermedades y condiciones de salud, y las garantías explícitas que tendrán las prestaciones de salud asociadas a ellas. Las garantías son cuatro: acceso, oportunidad, calidad y protección financiera, cuyas definiciones se señalan en una tabla más abajo. Además establece que estas garantías deberán ser iguales para los beneficiarios del sistema público y privado de salud.

Para tener acceso a estas garantías, los beneficiarios deben acceder a la red asistencial que les corresponda a través de la atención primaria de salud, exceptuando los casos de urgencia debidamente certificados en el cual los beneficiarios podrán ingresar en cualquier nivel de complejidad.

Si pinchas aquí podrás ver las enfermedades y condiciones de salud que hasta la fecha están incluidas en el Régimen de Garantías en Salud, y puedes leer con bastante detalle lo que significa tener garantías explícitas para una enfermedad o condición de salud.

Este aspecto de la reforma es el masivamente llamado Plan AUGE (Plan de Acceso Universal con Garantías Explícitas), el cual fue el eje comunicacional de esta reforma para el gobierno de Ricardo Lagos, dejando en segundo plano mediático los otros aspectos que hemos podido detallar en este sitio.

2) Isapres:

Esta ley engloba todos los aspectos que permiten la implementación del Régimen de Garantías en Salud en el sistema privado de salud, modifica las normas de funcionamiento de éste buscando una mayor protección de los beneficiarios, y además dota de nuevas y mayores facultades fiscalizadoras a la Superintendencia de Salud sobre las Isapres.

Entrando más en detalle, uno de los aspectos más destacados de esta ley es el Fondo Solidario Interisapres. Es un fondo de compensación para las Isapres por el ajuste de las variables de sexo y edad de sus respectivos beneficiarios con respecto a la prima universal definida por el Ministerio de Hacienda. Este fondo busca favorecer a los grupos económicamente más perjudicados del sistema, como son los ancianos y las mujeres en edad fértil. Todas las Isapres deben aportar a este fondo y es administrado por la Superintendencia de Salud. Originalmente el Gobierno propuso un Fondo de Compensación Solidario que incluía a Fonasa e Isapres, siendo rechazada la idea en el Congreso.

Otro aspecto es la limitación del alza de los planes siendo éste un 30% del promedio de alza de todos los planes de salud de las Isapres. A su vez, pone un mínimo de alza a los planes siendo éste un 30% inferior al promedio. También, la tabla de factores con que se calculan los valores de los planes de salud es definida por la Superintendencia de Salud y es única para todas las Isapres, logrando uniformar los aranceles.

También regula las preexistencias dejando en claro que no corren para las enfermedades con Garantías Explícitas, sólo para los planes complementarios; define que los contratos de salud son indefinidos; si desaparece la Isapre del beneficiario, éste puede permanecer dentro del sistema privado eligiendo la Isapre que desee estando ésta obligada a aceptarlo; mantiene la protección de salud para las cargas durante un año cuando el beneficiario fallece; y eleva las multas que puede imponer la Superintendencia de Salud a las Isapres.

3) Financiamiento:

Establece que la reforma de salud costará MM$153.000 y norma en forma clara las vías por las cuales el Estado la financiará. Explicita tres vías: crecimiento económico, eficiencia en el gasto e impuestos.

En el primer aspecto establece que a través del crecimiento económico se percibirán mayores tributos. El segundo aspecto incluye el mejorar la gestión y focalización del uso de recursos públicos, permitiendo reasignar dineros a estas nuevas propuestas. Y el tercer aspecto detalla nuevos impuestos que se señalan en la tabla de poco más arriba.

Bibliografía:

Ley 19.966. Buscar en www.bcn.cl

Ley 20.015. Buscar en www.bcn.cl

Ley 19.888. Buscar en www.bcn.cl