Epistemonikos: La más rápida y confiable forma de encontrar evidencia.

Este es un post invitado de Gabriel Rada.

Fruto del trabajo de un equipo de expertos en Medicina Basada en Evidencia (MBE),  desarrolladores de software y el esfuerzo de múltiples colaborados en diferentes partes del mundo, hemos lanzado una nueva base de datos de “evidencia”, orientada al usuario, colaborativa y en múltiples idiomas (www.epistemonikos.org/es).

¿A qué nos referimos con “evidencia”?

Es altamente improbable que un profesional de la salud no haya escuchado el concepto de Medicina Basada en Evidencia (MBE), sin embargo este suele ser parcialmente entendido o en ocasiones mal entendido. Es fundamental partir aclarando que si bien muchas veces se utiliza el término MBE debido a su mayor difusión, actualmente se habla de Atención Sanitaria Basada en Evidencia (ASBE), para dejar claro que esto no solo atañe a la medicina sino a todas las profesiones de la salud.

La  ASBE se define como la toma de decisiones clínicas haciendo uso explícito, racional y juicioso de la mejor evidencia disponible, incorporando las preferencias y valores de los pacientes (parece razonable, ¿no?). Es fundamental entender que al decir “mejor evidencia” se hace referencia a que cierta información es más confiable que otra.

Epistemonikos se enfoca primariamente en la recolección de revisiones sistemáticas (RS), es decir, aquellas que utilizan un método transparente para intentar encontrar toda la información existente sobre una pregunta clínica o de política sanitaria. De esta forma se evita la selección “sesgada” (no objetiva, parcial) de la información, como suele ocurrir con la información generada por quienes tienen conflictos de interés (consciente o inconscientemente). Las RS son el corazón de lo que llamamos “Evidencia” (y por tanto de Epistemonikos), pero también incluímos revisiones panorámicas (overview, o review of reviews), guías de práctica clínica,  resúmenes estructurados y estudios primarios. A diferencia de otras iniciativas, Epistemonikos no se limita a ensayos controlados con asignación aleatoria (muchas veces llamados “estudios clínicos randomizados” en nuestro medio) dado que en algunos ámbitos de decisión clínica (por ej. diagnóstico, riesgo, pronóstico) estos no necesariamente son la mejor evidencia, y en otros casos, puede que estos no sean factibles, o simplemente no se hayan realizado. En vez de tener una definición de los tipos de estudios primarios que son considerados evidencia, y considerando que cada pregunta clínica o de política sanitaria es distinta, y por tanto la consideración de cuál es probablemente la mejor evidencia es compleja y varía entre distintos expertos, Epistemonikos selecciona los “estudios incluidos” en RS, es decir, aquellos estudios cuyos datos son sintetizados por los autores. En pocas palabras, acogemos el criterio que cada autor de RS ha determinado como el más relevante para la pregunta que intenta responder.

Si bien toda esta introducción puede parecer complicada, creemos que es necesaria para entender que Epistemonikos incluye la gran mayoría de lo que “vale la pena conocer” (este es el significado de la palabra griega epistemonikos), y deja fuera otras cosas que tienen menor importancia. Menos del 3% de lo que ingresa a una base de datos como PubMed cumple con estas características. Si pensamos en el total de información existente en el mundo (menos de 1 de cada 100 revistas existentes estaría en PubMed, sin contar todo lo que no se publica en revistas), este porcentaje debiera ser mucho menor.

Por qué se necesita una nueva base de datos en salud

Hoy en día existen enormes y crecientes dificultades para los profesionales de salud que intentan obtener la mejor evidencia disponible para tomar decisiones en salud.

La información más relevante se encuentra dispersa en múltiples bases de datos, sitios web, o sencillamente no está disponible, y a medida que aumenta la cantidad de publicaciones en salud, es aún más difícil separar la paja del trigo. El primer gran objetivo de Epistemonikos es intentar tener toda la evidencia existente en un mismo lugar, independiente de su procedencia, idioma o de si está publicada o no.

Mediante la utilización de un avanzado software Epistemonikos provee una interfaz de búsqueda simple e intuitiva (“tan simple como utilizar Google”), que permite consultas en múltiples idiomas (incluso combinaciones de idiomas).

Lo anterior se complementa con una estrategia de búsqueda amplia, y una selección y categorización rigurosa de la información. Adicionalmente, la información es ingresada siguiendo los conceptos de la ASBE, por lo que el usuario puede fácilmente ir desde un tipo de evidencia de menor jerarquía a la mejor evidencia (por ej. desde un estudio primario a una RS), y también a los resúmenes estructurados (la información ideal para tener una respuesta rápida y confiable).

Mediante el aporte de múltiples colaboradores, se lleva a cabo la enorme tarea de identificar y clasificar adecuadamente toda la información que ingresa, por lo que el usuario puede estar más seguro que en cualquier otro recurso que la información presentada es correcta.

Epistemonikos es el mensaje, no el mensajero

La información en salud es y seguirá siendo compleja. La velocidad de crecimiento seguirá aumentando aceleradamente, y seguirá siendo fundamental el juicio clínico experto para evaluar aplicabilidad de la evidencia a las circunstancias puntuales de una persona, población o sistema de salud. Por otra parte, los usuarios que demandan información en salud son tan disímiles como el experto clínico y el paciente no familiarizado con estos conceptos.

En Epistemonikos estamos convencidos que podemos ser un gran aporte con respecto al “qué” se debe conocer. Sin embargo, es aún más importante el “cómo” se procesa y entrega esa información para que llegue a los usuarios finales. Este es un desafío en el que si bien empezamos a ver algunos avances, el mundo académico no ha sido exitoso (esta área de investigación y desarrollo se denomina transferencia del conocimiento o Knowledge translation).
Quienes sí son exitosos en comunicar son los medios de prensa tradicionales, y cada vez más, una amplia comunidad de bloggeros y usuarios de redes sociales, wikis, u otras iniciativas colaborativas basadas en la web.

Creemos que el desafío fundamental de Epistemonikos es llevar la Evidencia (académica, extensa, desprovista de contexto y en general poco amigable para la mayoría de los usuarios), a quienes la necesitan. Para lograr esta tarea es fundamental llegar a los que generan la información de manera rápida, atractiva y provista de contexto. No nos cabe duda que la comunidad de bloggeros en salud y sus lectores, o el creciente número de usuarios que participa activamente en las redes sociales son los principales aliados en la gran tarea de informar las decisiones clínicas y de política sanitaria con la mejor evidencia disponible.

Link: Epistemonikos

Médico internista. Director de la Unidad de Medicina Basada en Evidencia de la PUC, Coordinador de la Red Chilena de Salud Basada en Evidencia y codirector de la Regional del Cono Sur de la Red Cochrane Iberoamericana. Actualmente, es Profesor del Departamento de Medicina Interna de la Pontificia Universidad Católica de Chile donde participa en actividades docentes en pregrado y postgrado relacionadas con salud basada en evidencia y las revisiones sistemáticas. Es miembro de múltiples grupos de revisión Cochrane, en donde ha participado en cerca de una docena de revisiones sistemáticas. Lidera proyectos en tecnologías de información y metodologías de investigación. Es el creador y director del proyecto Epistemonikos.

Comments

  1. says

    Felicitaciones Gabriel, gran aporte para encontrar artículos de calidad en la web.
    Ahora hay tanta información que poder acceder a un buen buscador facilita las cosas enormemente.
    Un abrazo
    Centro de Infromática en Salud
    U Central- Chile

  2. Cecilia Pacheco says

    Muchas Felicitaciones Gabriel. Excelente aporte a los que trabajamos con información médica. Ahorro increible de tiempo en búsquedas válidas y específicas y muy amigable.!!

    un gran abrazo

    Cecilia Pacheco V.
    Centro de Información Médica
    Clínica Alemana de Santiago