Contacto

¿Comentarios, sugerencias, problemas técnicos, negocios, publicidad? no dudes en contactarnos mediante el formulario o directamente escribiéndonos a contacto@matasanos.org

También puedes encontrarnos en:

asd

Artículos

Abril 22, 2012

Cesárea Innecesaria.

Autor

LeivaRojas

Ser humano feliz / Matrón Partero trabajando en humanizar el nacimiento / Magister en Administración en Salud tratando de aportar en disminuir las inequidades de nuestro actual sistema de salud / Académico de la USACH y la U. Mayor / Librepensador Indignado.

Si bien la maternidad en Chile es segura, y los niveles de mortalidad materna y neonatal son los más bajos de Latinoamérica alcanzando hace años ya cifras similares a la de los países desarrollados, hoy la deuda es otra, bajar las tasas de cesáreas. A nivel nacional, resulta imperioso que hoy tomemos conciencia de la magnitud del problema, y hablo de ir más allá de cumplir con las recomendaciones ministeriales, hablo de tomar real conciencia de lo violento que resulta para una mujer parir hoy en Chile .

La cesárea, palabra cuyo origen podría derivar del verbo latino caedere que significa “cortar, efectuar una fisura” se ha convertido hoy en la cirugía más frecuente a nivel nacional. En los últimos 30 años las tasas de cesárea han tenido un aumento progresivo en el mundo entero y por supuesto Chile no ha sido la excepción. En sólo una década en el sector publico el porcentaje de cesáreas subió del 30% al 37% (2001-2010), pese a que la Organización Mundial de la Salud recomienda que ningún país tenga tasas de cesáreas superior al 15%, a nivel mundial. Si consideramos además el alto porcentaje de cesáreas en el sector privado, que es superior al 60%, Chile hoy se ubica en un podio poco alentador, el de los 5 países a nivel mundial con las tasas más alta de cesáreas, sólo debajo de Chipre, Irán, Brasil y Republica Dominicana.

Si comparamos los riesgos que existen entre un parto vaginal y una cesárea programada, que en realidad no son muchos, podemos destacar que en el procedimiento quirurgico la probabilidad de que el recién nacido llegué a la UCI y de que la mujer sufra un paro cardiorespiratorio son mayores, al igual que el número de días de hospitalización. La cesárea también representa un riesgo para futuros embarazos, aumentando las tasas de placentas previas, inserciones anómalas de la placenta (más allá de donde corresponde, como es el caso del acretismo placentario) y roturas uterinas, además del riesgo de volver a tener una cesárea, lo que se transforma finalmente en un circulo vicioso.

Nadie puede, ni debe discutir la utilidad que tiene la cesárea en aquellas situaciones en las que realmente esta indicada, como por ejemplo: placenta previa, eclampsias, presentaciones distócicas, hipoxia fetal, etc. El gran problema es que el nacimiento también ha sido victima de la industrialización, y el reflejo de eso es que en muchos países hoy se promueve el concepto de “Cesárea innecesaria”. Bien es sabido por todos que un trabajo de parto puede durar 12 horas, mismo periodo en el cual un equipo médico puede operar tranquilamente 6 u 8 cesáreas. ¿Qué es más rentable? A diferencia de lo que muchos creen la cesárea aporta menos al bolsillo del médico y la matrona de lo que aporta un parto, sin embargo la relación cantidad/tiempo, y la programación de está, hacen que sus porcentajes en el sector privado sean vergonzosos.

La evidencia disponible, señala que la diferencia en costos entre un parto vaginal y una cesárea está sobre US$350 para un país como Chile. En países desarrollados para cada aumento del 1% en la tasa de cesáreas, hay un incremento en los gastos del orden de los US$9.5 millones. Finalmente quienes pagan estos aumentos en los costos son el propio bolsillo del paciente, y el estado.

Comparto plenamente el mensaje que entrego el Dr. Enrique Donoso hace unos años, y cito textual “Los jefes de servicios obstétricos públicos y privados deben tener la autoridad suficiente para implantar sistemas de auditorías permanentes que permitan reducir la incidencia de cesáreas evitables, y deben tomar ese desafío como un objetivo fundamental de su gestión técnica y administrativa. Cada equipo (médico-matrona) debe ser su propio auditor y reflexionar sobre sus estadísticas individuales, analizando si la población que atienden privadamente tiene un riesgo obstétrico tal que justifique sus tasas de cesárea”

Finalmente les comparto el video con el que un grupo de estudiantes en Puerto Rico iniciaron un campaña para disminuir el numero de cesáreas de su país en febrero de este año. Más información de esta campaña la pueden ver en el sitio www.inne-cesarea.org

A tomar conciencia!!

YouTube Preview Image

FOTO: www.inne-cesarea.org  

Hay 5 comentarios en esta publicacion

5 respuestas a “Cesárea Innecesaria.”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Si bien la maternidad en Chile es segura, y los niveles de mortalidad materna y neonatal son los más bajos de Latinoamérica alcanzando hace años ya cifras similares a la de los países desarrollados, hoy la deuda es otra, ……

  2. Buena columna, te recomiendo este artículo con metodología mixta sobre el tema realizado hace más de 10 años.

    En base a entrevistas se demostró que la principal causa de la realización de “cesáreas programadas” eran los incentivos económicos y el ahorro de tiempo para los gineco-obstetras.

    http://www.bmj.com/highwire/filestream/390835/field_highwire_article_pdf/0.pdf

    Saludos!

  3. leivarojas dice:

    Muchas gracias por el link y por comentar la columna, justamente en estos minutos estoy armando el marco teórico de un estudio con unos alumnos, y nos será de utilidad. Saludos!

  4. dcapurro dice:

    Gracias por la columna, creo que este es un tema crucial, enmarcado en el concepto de ‘sobretratamiento’. Si bein comparto que los principales incentivos son económicos, creo que la alta y creciente tasa en el sector público (donde no lo hay) viene de otra parte.

    Creo que con el paso del tiempo ciertas conductas se empiezan a institucionalizar. Si un becado de ginecología aprende que en X e Y casos hay que hacer una cesarea (algunas de ellos innecesarias), la conducta se va aprendiendo y transmitiendo de generación en generación. Y eso no se resuelve alineando los incentivos con la calidad.

  5. [...] Columna publicada originalmente en Matasanos [...]