Brote de Fiebre Tifoidea en Chile

Todos tenemos claro que nuestro infectólogo matasanesco es Joe y ya nos ha dado clase de cuanto bicho produce enfermedad, comunes, locales, del viajero, tropicales y demases. Por otro lado, pocos saben pero yo soy la última persona en el mundo que quisiera estar hablando de enfermedades infecciosas pero la situación y mi relación con el área Occidente de Santiago lo ameritan.

En los últimos días hemos visto aparecer en la prensa noticias relacionadas con éste nuevo brote de fiebre tifoidea, cuadro infeccioso producido por nuestra conocida y muchas veces olvidada salmonella typhi.

Primero y para los que no se sientan familiarizados con el concepto de “brote” quiero explicar a que se refiere. En epidemiología se habla de brote cuando la incidencia de casos, osea el número de nuevos casos, supera cierta barrera considerada normal para cierta enfermedad en cierta área. Por lo tanto un brote de resfriados sería si sobrepasa los 1000 casos en un mes por ser muy común, pero para rabia sería la existencia de un único caso ya que se considera inexistente en Chile hace más de 15 años, ¿se entiende?

Typhiod Mary - Wikimedia

¿Entonces en Chile ya no teníamos fiebre tifoidea? No, teníamos algunos casos anuales, muchas veces de personas que viajaban a países vecinos y volvían enfermos. La diferencia es que ahora son muchos casos (20 hasta la fecha) y localizados en el área occidente de Santiago. Todo lo anterior hace sospechar de una fuente ambiental de contagio al mejor estilo de Typhoidea Mary. Recordemos que se puede ser portador crónico y asintomáticos en la vía biliar de el patógeno en cuestión.

El cuadro clínico se caracteriza por fiebre alta, sobre 38C°, que luego se acompaña de diarrea o estreñimiento y puede llegar a ser mortal por lo que la recomendación al equipo de salud es volver a pensar en una enfermedad que creímos casi extinta.

En Chile tuvimos mucho éxito en controlar a esta enfermedad desde principios de los ’90 gracias a la extensa campaña contra el cólera que dirigió sus esfuerzos a la higiene ambiental y adecuadas normas de producción de alimentos en el domicilio. Todo lo anterior ya que la fiebre tifoidea se trasmite por mecanismo fecal-oral, vale decir comer alimentos o agua con deposiciones humanas, nice.

La recomendación a la población general deben ser las mismas de hace 20 años atrás:

Afiche MINSAL

  • Lavar todos los alimentos a consumir, si son hortalizas idealmente lavarlas con una solución con cloro (una cucharada en un litro de agua).
  • Lavado de manos después de ir al baños y antes de preparar alimentos
  • Cocinar todos los pescados y mariscos adecuadamente
  • Consumir agua hervida cuando no se disponga de agua potable

Los invito a ver la entrevista para CNN Chile de la Dra. Patricia Vásquez, infectóloga del Hosp San Juan de Dios, donde se han presentado muchos de los casos y desde dónde salió la alerta sobre este nuevo brote.

Dra. Patricia Vásquez en CNN Chile

 

 

Comments

  1. Fran says

    Me hiciste recordar una clase en salud pública, sobre epidemiología y conceptos del ámbito, cuando el profe dijo que hoy en día los sistemas de riego y cultivos eran más modernos, y eso que hacían antiguamente nuestras madres y/o abuelitas con la lechuga y el cloro ya no era necesario…..y en general, las personas no lo hacen mucho, por lo que es necesario ponerlas de sobreaviso, ahora que aún está relativamente controlado el tema.

    Gracias por la actualización
    :)

    Saludos.-

  2. Pasto says

    Yo creo que el problema en el área occidente es la taza alta de población rural donde las chacras no deben tener las mismas tecnologías ni higiene ambiental.