Michael Marmot: líder mundial en Salud y Equidad visita Chile

Hablar sobre el Prof. Dr. Sir Michael Marmot es hablar sobre Determinantes Sociales de la Salud (DSS) y un tremendo movimiento a nivel mundial, para poner el tema de la equidad en salud desde una perspectiva global. Con una infinidad de títulos, eminente profesor de Epidemiología y Salud Pública del University College of London se ha transformado en uno de los paladines a nivel internacional en la lucha por el desarrollo de un mundo basado en principios de justicia y equidad. Es uno de los referentes mundiales en temas de inequidades en relación a la salud, la importancia del desarrollo de políticas públicas intersectoriales y comprehensivas, además del vital rol de la sociedad civil empoderada en el desarrollo de sociedades para el siglo XXI. Es por eso que es un honor qué en el contexto del Primer Congreso de Salud y Pobreza en Chile nos visite para enriquecer la discusión y el debate, llegando a las fronteras de como llevar a la acción la salud del futuro hoy.

En el diagnostico de la situación actual, es claro que el llamado a la acción es urgente. La presencia de un mundo con cada vez más riqueza y recursos, que sin embargo cada día se encuentran más concentrados en pequeños grupos de personas, son uno de los tantos ejemplos que muestran las grandes inequidades que definen nuestro mundo hoy, permeando a todos los ámbitos de la sociedad, con consecuencias importantes en la salud de las personas. De esto Chile no se salva.

Michael Marmot ha tenido la tremenda responsabilidad de Presidir la Comisión sobre Determinantes Sociales de la Salud (DSS) convocada por la OMS en 2005, lugar donde tuvo que coordinar el trabajo de grandes exponentes como Amartya Sen (Premio Nobel de Economía 1998), entre sus 19 miembros se cuenta un chileno, el ex-Presidente Ricardo Lagos Escobar. Este espacio ha sido el gran responsable de llevar al debate local, nacional e internacional la importancia de una acción conjunta, desde la intersectorialidad y con un enfoque social, para el desarrollo de una mejor y mayor salud.

El acto fundacional de la Comisión de DSS viene determinada por una publicación del propio Marmot en Lancet en que desarrolla lo que serán los fundamentos para el posterior trabajo de la comisión, cuyos productos y consecuencias estamos viendo recién hoy. Allí los tres objetivos centrales: revisar la evidencia, fomentar el debate y recomendar políticas con el objetivo de mejorar la salud, especialmente de las personas más vulnerables del mundo.

“La diferencia de 48 años de expectativa de vida entre países y 20 años dentro de grupos que viven dentro de un mismo país son evitables. Una cantidad contundente de investigación identifica los factores sociales como la raíz de gran parte de estas inequidades en salud.” Sir Michael Marmot.

Una premisa central para abordar estas diferencias escandalosas es que el estado de salud debe concernir a todos los sectores y no sólo aquellos directamente relacionados con las políticas de salud, dado que en todos los sectores de nuestra sociedad se genera la salud de nuestra población. Así se puede ver en The Solid Facts10 mensajes sobre DSS basados en esta visión considerando como puntos fundamentales, por ejemplo: el gradiente social, stress, vida temprana, exclusión social, trabajo, desempleo, red social, adicciones, alimentación y transporte. Desde esa perspectiva la Comisión de DSS plantea los principios básicos para la acción dentro de sus conclusiones (ver infografia):

  1. Mejorar las condiciones de vida, es decir, las circunstancias en que la población nace, crece, vive, trabaja y envejece.

  2. Luchar contra la distribución desigual del poder, el dinero y los recursos, esto es, los factores estructurales de los que dependen las condiciones de vida, a nivel mundial, nacional y local.

  3. Medir la magnitud del problema, evaluar las intervenciones, ampliar la base de conocimientos, dotarse de personal capacitado en materia de determinantes sociales de la salud y sensibilizar a la opinión pública a ese respecto.

  4. Creación de un movimiento global para lograr todos estos objetivos, en que la sociedad civil juegue un rol decisivo.

El reducir las inequidades en salud es un imperativo ético. La injusticia social esta matando personas a gran escala”. Comisión de Determinantes Sociales de la Salud. Idea que nosotros también compartimos y hacemos propia. Esperamos que Uds. también. Bienvenidos al Primer Congreso de Salud y Pobreza en Chile. 7, 8 y 9 de Octubre.

Infografia: Conclusiones del informe “Closing the gap in a generation”

Luego del arduo trabajo, tres conclusiones generales afloraron de la Comisión, como necesidades imperiosas ha ser desarrolladas hoy por todos nosotros:

  1. Mejorar las condiciones de vida: mejorando el bienestar de las niñas y las mujeres, y las condiciones en que nacen los niños; favorecer el desarrollo de la primera infancia y la educación para los niños y las niñas, mejorar las condiciones de vida y de trabajo y formular políticas de protección social dirigidas a toda la población; y crear las condiciones que permitan envejecer bien. Las políticas encaminadas a alcanzar esos objetivos han de contar con la participación de la sociedad civil, los poderes públicos y las instituciones internacionales.

  2. Luchar contra la distribución desigual del poder, el dinero y los recursos: Para combatir la inequidad sanitaria y las disparidades en las condiciones de vida, hay que atajar las desigualdades, por ejemplo entre hombres y mujeres, en el modo en que está organizada la sociedad. Ello requiere un sólido sector público comprometido, capaz y dotado de suficiente financiación, para lo que no sólo hay que fortalecer las instancias gubernamentales, sino también la gobernanza: hay que dar legitimidad, cabida y apoyo a la sociedad civil, a un sector privado responsable y a los miembros de toda la sociedad, con el fin de definir el interés común y reinvertir en la acción colectiva. En un mundo globalizado, se impone aplicar un estilo de gobernanza que promueva la equidad desde el nivel comunitario hasta las instituciones internacionales.

  3. Medir la magnitud del problema, analizarlo y evaluar los efectos de las intervenciones: Reconocer que existe un problema y conseguir que se evalúe la magnitud de la inequidad sanitaria a nivel nacional y mundial es un punto de partida esencial para la acción. Los gobiernos nacionales y las organizaciones internacionales deben poner en marcha, con el apoyo de la OMS, sistemas de vigilancia de la equidad sanitaria nacionales e internacionales, que permitan hacer un seguimiento sistemático de las desigualdades sanitarias y de los determinantes sociales de la salud, así como evaluar los efectos de las políticas e intervenciones en la equidad sanitaria. Para crear el espacio y la capacidad institucionales que permitan combatir con eficacia la inequidad sanitaria, hay que invertir en la formación de los responsables de formular las políticas y de los profesionales de la salud

Referencias:

  1. Marmot, M. Social Determinants of health inequalities. Lancet 2005; 365: 1099–104. Acceder.
  2. Marmot, M. et al. Closing the gap in a generation. Final Report Comission on Social Determinants of Health, World Health Organization. 2008. Descargar en español.
  3. Wilkinson, R; Marmot, M. The Solid Facts. Second Edition. 2003. WHO Europe. Descargar en inglés.
  4. Wikipedia. Enciclopedia Libre. Michael Marmot.
  5. Comisión de Determinantes Sociales de la Salud.

Comments