Enfermedades Tropicales: Ulcera de Buruli

(Me imagino que me han extrañado un poco. Despues de mucho estres en el internado de cirugía, me encuentro ahora en Lima, Peru, haciendo una rotación electiva en el Instituto de Enfermedades Tropicales “Alexander von Humboldt” de la Universidad Cayetano Heredia. Estaré aca 2 meses. Aprovecharé mientras que estoy aca, de contarles un poco sobre esta área de la infectología, Tropciales, que es tan poco conocida y tan interesante a la vez)

Tengo un paciente hospitalizado en el Servicio de Enf Tropicales con diagnostico de úlcera de Buruli. Lo más probable es que, al igual que yo, no tengas idea de que se trata esta enfermedad. Es una lesión crónica, provocada por el Mycobacterium ulcerans. No suele ser mortal, pero si provoca enormes secuelas físicas y estéticas en quienes la padecen. Su tratamiento es largo y requiere hospitalizaciones prolongadas, por lo que implica un enorme costo para el paciente, su familia y el gobierno.

Es endémica de regiones tropicales y sub-tropicales. Aca en Perú, en el 2008 solo hubieron 8 casos publicados. Pero en Africa y Australia, más de 100.000 han sido reportados en los últimos años. Debido a su escaso conocimiento, su progresivo aumento en casos, mayor cantidad de zonas endémicas (han ocurrido casos en más de 30 paises de Africa,Australia y Sud América) y las graves secuales que produce, la OMS adoptó el 2004 una resolución para mejorar la vigilancia y manejo de esta enfermedad. Es considerada dentro de las 22 “Neglected Diseases”, las enfermedades olvidadas.

Como ya dijimos, es provocada por una Mycobacterium (pariente de la causante de la Tuberculosis y la Lepra). No se tiene demasiado claro cual es el ambiente específico de esta bacteria, pero se ha visto que se relaciona con fuentes de aguas, como canales, ríos de flujo lento, etc. Ha sido encontrado en algunos mosquitos, insectos acuaticos, etc. Tampoco es claro como infecta a las personas. Inicialmente, produce una pequeña úlcera, generalmente en brazos o piernas. Las personas más afectadas son aquellas que habitan cerca de fuentes de agua, principalmente quienes trabajar en ellos (agricultores, pescadores, etc); por causas que no se conocen, afecta de mayor manera a los niños. Es indolora y no produce fiebre, por lo que la gente no consulta. En el transcurso del tiempo (generalmente meses) esta lesión va a creciendo y profundizando. La caracteristica principal, ademas de ser indolora, es su capacidad de desprender los bordes de la herida, dejando un “bolsillo”, que suele ser mucho más grande que la herida visible.

El diagnostico se hace generalmente de forma clínica, conociendo los antecedentes y factores de riesgo (en el caso de mi paciente, habita en Tumbes, región de Perú fronteriza con Ecuador, y trabaja cargando mercadería de un lado a otro del río) y la descripción de la lesión (una úlcera que impreciona afectar hasta la submucosa, indolora, de larga data, que presenta bordes necróticos planos, con desprendimiento de la piel circundante de su base). El diagnostico se puede apoyar con visualización directa de la lesión con tinción para BAAR, pero la sensibilidad es de apenas 40%, con cultivo (demora entre 6 a 8 semanas) o con técnicas moleculares.

El tratamiento se realiza con Rifampicina más Estreptomicina/Amikacina (recomendación OMS) por hasta 8 semanas; esto debe ser acompañado por tratamiento quirúrgico agresivo, con eliminación de todo el tejido necrotico que esta desprendido. Esto provoca hospitalizaciones muy prolongadas, de varios meses hasta años.

Aspectos sociales y culturales

En los países en desarrollo, la búsqueda de tratamiento por parte de los pacientes con UB está muy influenciada por las creencias y las prácticas socioculturales. El primer recurso suele ser el tratamiento tradicional. Además del alto costo del tratamiento quirúrgico, también hay que tener en cuenta el miedo a la cirugía, las cicatrices y las posibles amputaciones. La estigmatización debida a la desfiguración es otro problema que hace que los afectados eviten buscar tratamiento. En consecuencia, la mayoría de los pacientes buscan tratamiento demasiado tarde, y ello hace que los costos, tanto directos como indirectos, sean considerables. El impacto de la enfermedad en los escasos servicios de salud de las zonas afectadas es enorme. Las largas estancias en el hospital, a menudo de más de 3 meses, representan una enorme pérdida de productividad para los adultos y los familiares que los cuidan, y una pérdida de oportunidades educativas para los niños. La atención a largo plazo a los incapacitados, en su mayoría niños de menos de 15 años, supone una pesada carga adicional para las familias afectadas.

Papel de la OMS

Desde que la OMS se involucró en el control y la investigación de la UB, en 1998, la concienciación sobre la enfermedad ha aumentado considerablemente. Hoy día hay varios países endémicos, investigadores, organizaciones no gubernamentales y donantes que participan en actividades destinadas a mejorar los conocimientos sobre la UB. Bajo la coordinación de la OMS, se están haciendo avances continuos en el control y la investigación de la enfermedad. Las reuniones anuales de la Iniciativa Mundial de la OMS contra la Úlcera de Buruli están teniendo una participación considerable y constituyen un foro en el que se toman importantes decisiones para orientar las actividades de control e investigación sobre la UB.

La resolución adoptada por la Asamblea de la Salud en 2004 está contribuyendo a generar el interés y el apoyo necesarios, alentando a todos los Estados Miembros de la OMS «a que intensifiquen las investigaciones con miras a desarrollar medios de diagnóstico, tratamiento y prevención de la enfermedad, así como [a] integrar la úlcera de Buruli en el sistema nacional de vigilancia de las enfermedades».

La actual ola de interés por las enfermedades tropicales desatendidas contribuirá sin duda a dar mayor notoriedad a la úlcera de Buruli y a atraer recursos necesarios para acelerar las investigaciones relacionadas con el desarrollo de nuevos instrumentos diagnósticos, terapéuticos y profilácticos.

 

(Info: Úlcera de Buruli, Infección por (Mycobacterium ulceran). Nota descriptiva N°199 Marzo de 2007

-RESOLUCIONES  WHA57.1 Vigilancia y control de la enfermedad causada por Mycobacterium ulcerans (úlcera de Buruli)

Imagenes: Facilitadas por Dra Frederique Jacquerioz Assistant Professor of Clinical Tropical Medicine. Tulane University School of Public Health and Tropical Medicine/Center for Evidence-Based Global Health)

 

Comments

  1. Fiorella B. says

    buenisimo aporte. Muchos datos de interes para los que alguna vez la hemos leido/visto y que necesitabamos un repaso veloz o para aquellos que la escuchan por primera vez.
    Esperare mas aportes desde tu perspectiva del mundo de la infectologia y que aproveches la estancia!

Trackbacks