Paro de la salud?

Este es un post invitado de Carlos Hernandez (@elkine).

Desde hace 3 años me desempeño en el Servicio Público, en la Atención Primaria de Salud, específicamente en un Centro de Rehabilitación con Base Comunitaria.

La Atención Primaria es lo que me gusta, me agrada el trabajo directo con la gente y la posibilidad de poder ayudar a mejorar su calidad de vida.

 Lamentablemente la mayoría de la gente relaciona consultorios y hospitales con un aspecto negativo; las noticias que más venden al respecto son las relativas a problemas por falta de insumos, bebés que nacen en baños, horas médicas no cumplidas, y en contadas ocasiones se menciona el cumplimiento de metas, mejoras en controles y nuevas estrategias que mejoran la atención. Para que hablar de situaciones como los paros de salud, los cuales pudieran venir con un reclamo totalmente justificado (sueldos, mejoras en el lugar de trabajo, falta de insumos, etc.) y si bien en un principio todo pareciera apoyarlo, esto no es algo sostenible en el tiempo. ¿O acaso alguien pudiera imaginarse un movimiento social así como el de los estudiantes en donde consultorios y hospitales, exigiendo mejoras en la calidad, arreglos de infraestructuras y mayores recursos, pudieran tener meses de paro? Claramente es algo imposible de hacer cuando la salud y la vida de las personas está en tus manos

Nunca he sido amigo de los paros de la salud, si bien he participado en varios, sea por seguir la corriente (asumiendo completamente la responsabilidad de ello), como también por considerar muy importante la justificación de éste.

Mi problema directo con los paros responde a la moneda o situación de cambio en la cual, quien es perjudicado por esta discusión entre funcionarios y empleadores es el usuario/paciente. La paralización de las actividades implica pérdida de horas, falta de controles, suspensión de atenciones, algunas por las cuales se esperan meses. ¿Qué ocurre con las cirugías programadas para ese tiempo? ¿Quién ayuda o interviene en la recuperación de aquel tiempo perdido?

No desconozco la necesidad de mejorar la Salud de Chile, en especial la APS (donde mas conozco la situación), se habla de mejoras de sueldos, inyectar mas recursos, mejorar la calidad de la atención, entrega de insumos, etc. Es muy cierto, hay que colocar esos temas en discusión, pero ¿Quién se detuvo a pensar en las personas que necesitan de nuestro servicio?

Y tú… ¿que opinas de esta situación?

Carlos Hernandez nacio un 6 de Octubre de 1981 en Valparaiso y estudio Kinesiologia en la UPLA Valparaiso. Trabaja actualmente en el CCR Conchali donde se realiza atencion individual de neurologia y traumatologia adultos, capacitacion de monitores de rehabilitacion y terapias de actividad fisica grupal. Desde hace 3 años en APS de Conchali, zona norte de Santiago de Chile . Diplomado en Neurociencia Aplicada UNAB, Diplomado Trastornos motores niño UNAB, Diplomado en Trastornos motores adulto UNAB, Magister en Neurorehabilitacion en curso UNAB (proceso de tesis) , En sus ratos libres bajista, escritor,  musico en ocasiones y cantante de karaokes. Casado sin hijos por ahora, En twitter desde 2008 @elkine.

Comments

  1. Pabla Campos says

    Reconozco que la situacion es un dilema serio, pero TODAS las autoridades cuentan con que siempre responderemos igual frente a este dilema. Basado en esa respuesta, la de nunca dejar el lugar de trabajo en mi hospital se ha despedido gente sin razones tecnicas, se han manipulado concursos, se han destruido equipos de reconocido buen funcionamiento, por lo tanto ahora me pregunto hasta cuando??? y estoy a punto de hacer lo que nadie espera

  2. says

    Lo que yo siento es que debe existir alguna forma en la cual el problema de la salud venga no solo explicitado por los funcionarios … hay que buscar a la ciudadanía empoderarse del tema ya que son los principales beneficiados/perjudicados

  3. Daniparra says

    Creo que hay muchas demandas legitimas, pero el paro es un cáos y una falta de respeto para los usuarios, que incluso en condiciones normales deben esperar demasiado. Además los paros colapsan los servicios de urgencias, ya que los pacientes al no ser atendidos, van a la urgencia, no tienen la culpa, no tienen donde
    mas ir.
    En las urgencias, al sobrepasar la capacidad de atención, se enlentece todo, mas tiempos de espera, mas contagios innecesarios… Consecuencias que tienen que pagar los pacientes, en su mayoría niños y de la tercera edad… No me parece justo ni ético protestar por medio de huelgas.

  4. José says

    Salud 2.0. El sistema de salud más costo/beneficioso en chile está situado en la APS especialmente en Medicina Familiar CESFAM y la Salud Base Comunitaria que cada día crece mas en nuestro territorio, por lejos lo dicen múltiples estudios.

    Yo apoyo un sistema de gestión/acreditación y organización eficiente; AUGE.

    Las tres primeras condiciones del Auge se encuentran plenamente vigentes en Chile; en otras palabras, han pasado a ser garantías legales exigibles por parte de los que se atienden por Ley AUGE. Sin embargo, la cuarta garantía –calidad- no lo es aún, con lo cual uno de los objetivos de la reforma, la equiparación de calidad entre los subsistemas púbico y privado, queda inconcluso. Para avanzar en esta cuarta garantía ha sido necesario levantar un sistema nacional de acreditación de prestadores de salud, tanto privados como públicos, proceso que prácticamente ya está concluido.

    La calidad no es sólo una manera de asegurar mayor equidad; también es una forma de velar por la seguridad de los pacientes y de instalar una cultura de mejoramiento continuo en todos los lugares donde se atiendan personas enfermas. Chile es el único país del mundo que tiene un sistema de acreditación establecido por ley y que dentro de un plazo mediano será obligatorio para todo establecimiento que atienda pacientes bajo régimen AUGE. es decir verdadera Salud 2.0

    No estoy de acuerdo con ningún paro.

    Chile, como Inglaterra guste o no este ejemplo, tiene un sistema público de salud que si bien puede ser perfeccionado en muchos aspectos, nos debe enorgullecer dado que con muy poco se ha llegado muy lejos en mejorar el acceso y la cobertura en salud, lo que nos deja en una situación envidiable especialmente en la dimensión de la cantidad de servicios. Nos falta avanzar en equidad y en calidad. Las reformas que se propongan debieran ser analizadas cuidadosamente a fin de no profundizar la desigualdad social existente en nuestro continente.

  5. DocVillagran says

    Estoy de acuerdo con lo que dices, por eso no adhiero a los paros a pesar de que las justificaciones de ellos las encuentro muy válidas.
    Sin embargo es innegable que la autoridad se aprovecha de nuestra voluntad de servicio público y por ello no logramos mejorar ni cambiar la estructura del sistema. Hay mejoras, pero siempre en el contexto de esta estructura dañada, torcida, que no da para más.
    Igual el miércoles y jueves no adheriré, los técnicos y otros estamentos que sí adherirán seguirán pensando que mi gremio (médico) no tiene valentía ni fuerza y que no se preocupa de los problemas, y será díficil atender porque no tendremos mucha ayuda, la que es innegable que necesitamos.

  6. says

    es extrapolable la situación que ocurre en salud con lo que ocurre en educación? El tema de gran triunfo hasta ahora de los estudiantes es que lograron traspasar el interés por el problema a la ciudadanía, no son solo ellos quienes están demandando mejoras en la calidad de la educación. Como generar una situación similar en la cual la gente se empodere para poder mejorar la calidad de la Salud Chilena?

  7. Emy says

    soy estudiante todavía pero pretendo seguir en el sistema publico por varias razones que no vienen a esta discución

    sin embargo si creo en los paros porque lamentablemente es la única forma de presionar y mostrar el descontento que sienten los que trabajan para el sistema publico

    las autoridades de todos los sistemas publicos en general estan viciadas por malas costumbres, tanto asi que nadie cree siquiera posible que en chile exista algo publico de buena calidad (todo el mundo cree que lo privado siempre es mejor)

    creo que un paro bien organizado, planeado con responsabilidad (cambiando horas de policlinicos entre otros) se podría lograr en salud

  8. says

    Los paros no son necesarios, en la medida que el Estado (que no gobierno) converse en el mismo idioma con quienes trabajamos en sus instituciones. Los pacientes (que no usuarios) harían sus propios paros de la salud en la medida que entendieran que lo que está en juego es su bienestar y no el de los funcionarios. Nos falta mucho como sociedad para sentarnos a conversar racionalmente, no sólo en salud.

  9. izkia siches says

    El paro es solo uno de los medios… el tema es el fondo. Es cosa de trabajar en la atención primaria para darse cuenta que nos queda mucho por avanzar. Ese es el desafío de nuestra generación. Todos sabemos que la educación es uno de los determinantes de salud más relevantes, desde mi perspectiva creo que tenemos una responsabilidad.

  10. Pabla Campos says

    Comentario al margen: me llama la atención que pocos escriben con nombre y apellido. Eso, sólo un comentario

  11. Manuel Nájera says

    muy buen post, me parece que este portal se ve fortalecido con este tipo de discusiones.

    concuerdo contigo en que parar actividades ocasiona pérdidas que merman la salud de las personas que se atienden en APS, nuestro objetivo desde que decidimos trabajar aquí, pero también creo que la reflexión debiera dirigirse hacia quienes son responsables de otorgar salud de calidad a las personas. ciertamente quienes trabajamos en el área somos llamados a velar por esto, pero reconociendo la salud como un derecho básico, es la sociedad la encargada, que en conjunto constituimos el estado, administrada por un gobierno.

    las extensas necesidades en salud muchas veces se ven suplidas en parte por la sobrecarga de trabajo de la gente de salud, cosa innecesaria si existiesen los recursos adecuados; en ese contexto, las demandas de mejor remuneración, mejores instalaciones e insumos, mayor personal son necesarias y un imperativo ético cuando queremos entregar salud de calidad a tod@s. y somos entonces los trabajadores de la salud quienes debemos velar por esto (aunque como dijimos antes, es la sociedad completa la encargada, los trabajadores de la salud son quienes evidencian estas falencias en el cotidiano).

    nuevamente estoy de acuerdo que el paro es la movilización mas injusta para aquellos que ya injustamente reciben, o no reciben, menos salud. la solución creo se encamina hacia traspasar el malestar del funcionario de salud a la población (que probablemente comparte gran parte del malestar) y que en conjunto se decidan formas alternativas de exigir los derechos violentados continuamente, evitando generar mayores daños a las poblaciones mas dañadas.

    saludos y te felicito por tu columna

  12. says

    Una manera de observar el trabajo de mejora de calidad de salud en el mismo Consultorio o CESFAM podría ser el Consejo Consultivo. En el CCR donde estoy estamos buscando organizar una instancia de manera tal que la comunidad también se empodere de la problemática de la salud

  13. says

    Los paros de la salud son una de las medidas mas regresivas – y vaya que esta de moda esa palabra – que podemos tomar. Son los usuarios de la salud publica , de los consultorios municipales, los que van a tener que reprogramar la atencion y volver a esperar por sus horas de consulta/cirugia. El que esta en Isapre o el que se decide a buscar libre eleccion en ambulatorio un paro de la salud publica no le importa, lo mira por TV.

    Los paros , o son medidas extremas después de extensas negociaciones que han fracasado (Huelgas) o son demostraciones de fuerza política principalmente de sus dirigentes..”paro de advertencia” o como se les llamen.

    Si bien la situación de Chile hoy es contingente, el paro de 24-25 esta programado desde Marzo. Y se viene un gran paro nacional en Octubre…manifestaciones de fuerza politica de los dirigentes y los trabajadores como instrumento.

  14. Francisco Figueroa @kinefrancisco says

    Estoy completamente de acuerdo que los paros no son la forma, especialmente porque lo que más escucho cuando se está en paro, es de cuanto será el bono de término de conflicto, y cuanto es que les aumentaran el sueldo (más que a la población general).

    Ahora tengo que decir que muchas personas que trabajan en la APS (que es mi experiencia) son especialistas en sacar la vuelta. Yo todavía no entiendo porqué muchos van a tomar desayuno al trabajo, cuando en el horario de trabajo se debiese trabajar. Otro es el cuento de hacer atenciones flash, para atender a la mayor cantidad de gente lo más rápido posible, y poder tener un tiempo libre.

    Por otra parte, las capacitaciones que hacen muchas personas son para la risa, y son solamente para tener más puntos, obvio que existen excepciones y muchos ejemplos destacables. Pero creo que ese también es uno de los puntos para mejorar la calidad en la atención en salud.

    Y en relación a lo similar que se puede hacer en educación, mi pregunta es como pretenden mejorar la educación con los mismos profesores? Y como se desglosa de lo anteriormente dicho, como pretenden mejorar la calidad de atención en salud con los mismos profesionales? Es evidente que hay gente buena trabajando en ambas partes, pero faltan muchos más.