Contacto

¿Comentarios, sugerencias, problemas técnicos, negocios, publicidad? no dudes en contactarnos mediante el formulario o directamente escribiéndonos a contacto@matasanos.org

También puedes encontrarnos en:

asd

Artículos

July 9, 2011

Como enfrentar los mitos sobre las vacunas

Autor

Joe

Médico de la Universidad de Chile, haciendo mi residencia en Pediatría en el Hosp Luis Calvo Mackenna / CESFAM Santa Julia. Aun que escribo sobre todo, me fascina la infectología, la epidemiología y como la web 2.0 puede mejorar la gestión y la atención del paciente.

Las vacunas, al igual que muchos otras cosas, han tenido detractores desde su creación, por allá en el año 1796, cuando Edward Jenner inyectó viruela vacuna a su hijo, evitando que se infectara con la forma humana (y letal) de la enfermedad. A pesar de ser la medida costo efectiva más importante en prevención de enfermedades, evitando millones de muertes alrededor del mundo, han existido cientos de supuestos estudios o noticias que desacreditan las vacunas, provocando que disminuyan las tasas de vacunación de la población y aumentando la incidencia de enfermedades prevenibles. Esto a provocado que existan campañas de distinta índole, para convocar y convencer a la gente de la importancia de las vacunas.

Dentro de la historia de des acreditación, existen algunos que han sido muy relevantes. Ya conocemos el caso de Andrew Wakefield, el cual publicó en la revista Lancet a principios de los 90, una supuesta relación entre la vacuna MMR, la trivírica,  y el autismo. Su estudio fue declarado oficialmente un frauda, y Wakefield desacreditado por falsificar datos en su estudio e incurrir en practicas crueles e innecesarias con sus pacientes  (inyectó a pacientes sin un consentimiento, etc.).A pesar de lo fraudulento de su trabajo, sus ideas iniciaron movimientos antivacunas, convenciendo gente de la talla de Jim Carrey las cuales provocaron una disminución en las tasas de vacunación en Europa y EEEUU, provocando por lo tanto aumento en las tasas de incidencia de estas enfermedades (Sarampión, Paperas, Rubeóla, Polio, etc).

En 1999, el periodista británico Edward Hooper publicó un libro donde relacionaba el paso del virus VIH desde los monos a los humanos, por culpa de las primeras partidas de vacunas contra el polio ( las cuales eran cultivadas en células renales de estos animales). Su utilización en países africanos habría provocado los primeros casos de VIH-SIDA en humanos. Esta información fue negada años después en la revista Nature, quienes estudiaron antiguas muestras de estas vacunas, sin detectar ningun rastro del virus VIH. Pero el daño ya estaba hecho. La información llegó a los lideres musulmanes de Nigeria y otros países africanos, quienes boicotearon las campañas de vacunación, argumentando además que eran parte de un plan de EEUU para infectar de VIH-SIDA el continente africano. Durante los meses que duró el boicot, durante el 2006, se dieron 5 veces más casos de polio que en años anteriores, y el virus llegó a países vecinos.

Como las autoridades y ONGs han luchado contra estas campañas anti vacunas es un tema interesante. El 2003, Lancet publicó un articulo que explicaba como fue necesario crear estrategías distintas para enfrentar distintas poblaciones. En los países africanos, fue necesario contactar a los lideres religiosos, acercándose a hablar a las mezquitas y centros de reunión. Al convencer a los lideres, se logró que la vacunación fuera propuesta por lideres locales y no impuesta por los extranjeros, logrando recuperar las tasas de vacunación.

En los países desarrollados la situación es un poco distinta. Ya que los niveles de educación y acceso a la información de los pacientes (los padres con sus hijos) suele ser mucho mayor, es necesario el trabajo directo entre el médico y los papás, explicando los beneficios y desbaratando mitos existentes. El trabajo se hace en la consulta por cada médico.

Lograr una cobertura lo más grande posible de vacunación es un trabajo de todos los días, no podemos quedarnos dormidos en los laureles, debemos conocer los mitos y temores de nuestros pacientes para poder trabajar con ellos.

(Info : Diario Público: “El caso que resucitó la polio” y “Vacunas: Manual de Intrucciones para acabar con los mitos“,

The Lancet: “Global Health Goals: Lesson from the worldwide effort to eradicate poliomyelitis” Dr R Bruce Aylward MD , Arnab Acharya PhD c, Sarah England PhD , Mary Agocs MD d, Jennifer Linkins MBA


Hay 2 comentarios en esta publicacion

2 Responses to “Como enfrentar los mitos sobre las vacunas”

  1. José says:

    Después de ver hoy en una conferencia a Jhozabd Verge (Doctor en Medicina Biológica Universidad de Berlín , Alemania).

    Quedé pensando como -Salfate- y creo que todo es una conspiración en inmunología.

  2. Englishman says:

    ¿Podrías contarnos un poco más de lo que viste? Porque la verdad con el mensaje anterior no se entiende mucho…

    Conspiración… hay quienes la vemos en todos lados, pero tenemos que usar la razón.

    Hay vacunas y vacunas, las farmacéuticas también se aprovechan y nos venden vacunas contra la influenza que posiblemente no sean demasiado efectivas -todos los años los virus mutan, y las vacunas siempre están un paso atrás de esas mutaciones- Pero en otros caso, como la poliomielitis, la vacuna realmente nos salva.

    Hay que actuar inteligentemente y vacunarse cuando corresponda, tampoco nos vamos a vacunar contra todo… ¿Cuándo corresponde? Bueno, basta con seguir los programas nacionales de vacunación y vacunarse contra algunas enfermedades específicas cuando se viaja al extranjero, donde existen esas enfermedades.

    Saludos.