Vida sana y políticas públicas. En la encrucijada del problema.

Desde hace poco más de un mes se ha dado partida a una iniciativa del Gobierno de Chile denominada “Elige Vivir Sano”. De ella, de una otra forma, la mayoría de los chilenos probablemente ha escuchado algo, ya sea por la publicidad radial o televisiva, o alguno de los medios de comunicación masiva en que someramente se ha comentado. Propuesta muy interesante, por su característica público-privada (con la mayor parte de su financiamiento viniendo desde este último sector), aplicación de medios de comunicación masiva y redes sociales en búsqueda de generar ciertos cambios en ámbitos de vida. Es imposible no mencionar el destacado personalismo incluido en este proyecto, sólo basta una rápida mirada para darse cuenta quien esta detrás, lo que representa más una iniciativa personal que una política pública de Estado, dejando serias dudas de la continuidad del proyecto en el largo plazo, más haya del horizonte del actual gobierno.

Sin embargo, por otro lado, hemos visto en las últimas semanas como un proyecto de Ley que apunta en la misma dirección que esta iniciativa, contó con férreos opositores dentro del Gobierno y los partidos “oficialistas”. Hemos visto el tremendo debate que se ha suscitado en el ahora “polémico”, ya aprobado por el Senado de Chile, el cual busca endurecer la legislación en cuanto a rotulación de alimentos, contenidos nutricionales y otros aspectos dietéticos fundamentales para informar a la población más efectivamente, además de ciertas medidas para evitar la venta de alimentos considerados de alto riesgo para la salud ya sea por sus alto contenido en azucares y/o sal, en establecimientos educacionales (Colegios, Institutos, Universidades, etc.), limitando además de forma importante la publicidad ligada a este tipo de alimentos (por ej. a través de la limitación de ofrecer “regalos” como gancho a la compra, algo típicamente utilizado por muchas cadenas de comida rápida enfocado a los niños). este proyecto, que en gran medida apunta en la misma dirección que “Elige Vivir Sano” no ha contado con el apoyo gubernamental. Los invito a informarse más de esta ley en el artículo publicado en Matasanos hace algunos días.

Es interesante que en estas dos respuestas a un problema conocido e identificado como relevante para el país (altísimos índices de obesidad, sedentarismo y en general hábitos de vida poco saludables) es evidente como los factores ideológicos, además de intereses políticos y económicos salen a relucir, entrampando la posibilidad del desarrollo de políticas públicas a un nivel país, orientado a su desarrollo.

Lo más lamentable, tal vez, es la inexistencia TOTAL, de lo que en otros países (Ej. Suecia) se entiende por supuesto, que es el desarrollo de leyes con perspectiva de salud. Algo que en Chile nos falta con urgencia. ¿Qué es esto? Es la consecuencia lógica de aceptar la salud como un elemento determinado multifactorial e intersectorialmente, lo que implica que de poco sirve el tener leyes exclusivamente enfocadas desde y hacia temas de salud, siendo sobre todo necesario el que cada política pública, del sector que sea, considere la “perspectiva de salud” dentro de su análisis. Políticas educacionales, medioambientales, urbanísticas, etc. intervienen en el proceso de la salud del país, por lo que el desarrollo de leyes de cualquier ámbito, necesariamente, deben tener una “perspectiva sanitaria” dentro de su análisis. No es lo mismo más o menos horas de educación física. No es lo mismo energía eólica que en base a carbón. No es lo mismo el poder o no poder vender comida chatarra a un niño que a un adulto. No es lo mismo si uno lo mira desde una perspectiva sanitaria. Por eso los análisis, técnicos, económicos y políticos de cualquier Ley de la República, requieren de la consideración concreta de la influencia que tiene en la Salud.

Tomar de decisiones en estos grandes problemas de salud pública, no es fáciles, como ya lo hemos discutido en otros post, sin embargo es imprescindible hacerles frente, con ideas y mirada de futuro. ¿Estamos preparados para ello?

Más info:

Senado chileno aprueba ley de rotulación de alimentos poco nutritivos (América Economía)

No aprobar ley de rotulación de alimentos tenía “costos políticos muy grandes” (La Tercera)

Lanzamiento “Elige Vivir Sano” (Gobierno de Chile)

Imágenes: EligeVivirSano / Flickr

Comments

  1. Mariana Vivar Gotschlich says

    Interesante postura. pero sin embargo, me mata que la nueva ley de rotulado que es fantastica, este amarrada a la vulneracion de libertades personales. Todos crecimos comiendo “porqueriitas” en el colegio… y nadie era obeso, el obeso era el raro. La obesidad no esta dada por lo que la gente compra en el colegio o la U, esta dada por algo mas profundo que son los habitos en la casa, es ahi donde se requiere intervencion del estado, en las familias con esos temas, no en mi casa, no en el colegio, no en mis hijos. En el colegio requieren educacion, discriminacion alimentos buenos vs malos, aprendizaje, lectura etiquetas, etc… Esta es una ley que me molesta profundamente, y creanme que yo he sido una ferrea defensora hasta a nivel de sernac en defensa de la informacion nutricional. Pero es la EDUCACION y no la PROHIBICION Y CASTIGO lo que conseguira el efecto. Esta ley no tendra ningun efecto. (en lo que a venta de productos en est. educ. se refiere) respecto a la parte de la publicidad, esta perfecta.

  2. says

    Para agregar sobre las leyes con perspectiva de salud, tambien existe lo que se conoce como Health Impact Assessment (HIA), que es una evaluacion con metodologia estandarizada sobre el impacto que tienen diversas politicas publicas (desde construir el Costanera Center hasta poner un tax por entrar al centro ) sobre la salud de la poblacion, y realizar recomendaciones sobre politica.

  3. Infantiles - José Lamatta. says

    Los países mas longevos y sanos del mundo como en asía, comen mas sano y actualmente se alimentan de lo que nosotros exportamos, y es una situación opuesta a la realidad nacional. Simultáneamente los países que se alimentan mas sano (de nuevo asía)son los que tienen los menores indices de enfermedades como el alzheimer y retardan considerablemente el proceso de envejecimiento.