Gato en Carnicería: Politica Obesidad UK

Uno asume que cuando los gobiernos asumen, traen consigo todo su arsenal de políticas publicas amparadas en su ideología. Basicamente es por eso por lo cual uno vota. Porque prefiere A sobre B…o porque esta de acuerdo con una determinada “manera” de hacer las cosas, por sobre otras.

El sector salud no escapa a esta realidad y uno ve como para bien o para mal, desde la perspectiva que cada uno lo mire, cada sector politico intenta al menos introducir los cambios que a ellos – y sus votantes – les parecen mas óptimos. Así lo hemos visto con el bono Auge en Chile y en el cambio del control en la ejecución del gasto de la prestacion en salud desde estructuras intermedias hacia los medicos familiares, en el caso de UK.

Pero que pasa cuando esa ideología tambien toma parte en ambitos que son mas “riesgosos” podria decirse de la política de salud de un país? haciendo la salvedad que no es que considere a la prestación de servicios – el como, donde y cuando una persona normal busca y obtiene atención medica – sino que aqui me refiero a temas mas amplios…como podría ser la obesidad, política de drogas, etc.

Tomando el tema de la obesidad – dura realidad en medio oriente, europa, US y  emergentes como Chile – me ha llamado mucho la atención  el nuevo rumbo que ha tomado la política inglesa con el nuevo gobierno y creo que al menos merece una discusión desde las entrañas de lo que uno históricamente considera la salud publica…

En general, lo que estamos acostumbrados a pensar y los gobiernos históricamente a hacer (o intentarlo al menos) es combatir las aumentantes prevalencias de obesidad, exceso de consumo de alcohol y otros problemas relacionados con trastornos en la dieta con medidas que provienen del campo de la evidencia. Esto se puede traducir en considerar precios minimos de venta por unidades de alcohol por ejemplo o restricciones en su disponibilidad. Los impuestos aparecen como una soluciones siempre discutida por los economistas liberales, tal como lo propuso – o se le salió mejor dicho – al Ministro de Salud en Chile hace un tiempo. Otras clásicas soluciones van por prohibir la venta de alimentos altos en calorías y que tienen la categoría de no-sanos en los colegios o es mas…restringir el marketing hacia este grupo….tiemblan las cajitas felices McDonalds…

Pero que a decidido al gobierno conservador-liberal en Reino Unido?? Dar un giro en esta politica – enemiga – de las grandes empresas y sin mas rodeos, invitarlas a la mesa, cuales gatos en la carnicería , a colaborar con una estrategia integral para la disminución de la obesidad, alcoholismo, etc. Algunas voces se han manifestado en contra, otras no, la aplanadora viene igual.

Algunas de las empresas invitadas son McDonalds y PepsiCo. La pregunta abriendo el espectro es si es posible realmente generar beneficios en cierta medida a través de este tipo de alianzas para problemas en salud publica que ciertamente necesitan soluciones que son mas integrales que simplemente reducir disponibilidad o aumentar precio… demanda inelastica??  o por el otro lado, no sera esta una abierta invitacion para que estas - despiadadas - companias internacionales, que han profitado historicamente de la pandemia que significa la obesidad, pasen ahora ademas a influir en la agenda?

Siempre he creído en la necesidad de colaboración entre el sector publico y privado. Creo que los que son parte del problema, también deben ser parte de la solución. Es posible que una colaboración estrecha con las empresas permita a largo plazo crear estrategias de negocio sustentables en el tiempo y así tener consumidores felices, empresas generando riqueza y poblaciones mas sanas. Utopia? Probablemente. Para lograr esto se necesitaría de gerentes y dueños de empresas que tuvieran una vision de largo plazo mas alla del balance final del año. Se necesitaria que las empresas estuvieran dispuestas a modificar sus estrategias de fácil ganancia a traves de intoxicar consumidores por una que probablemente les reduciría los margenes de ganancia pero les aseguria mas clientes en el futuro. Y por ultimo se necesitaria una clase política y civil que le perdiera el miedo ideológico al sector privado y lo considerara un sector relevante en el campo de la salud publica.

Esta conjunción esta muy difícil hoy en día…

Pictures: Pressbound y Tambako @CC License

Comments

  1. Mario Hitschfeld says

    Buen tema.

    En Chile, se cuenta que el anterior Seremi de Salud de la Región Metropolitana se la jugó por mucho tiempo para que, por ejemplo McDonald’s, se sumen a este tipo de preocupaciones. Se juntó con ellos y todo lo que implica una buena gestión.

    ¿Resultado? Diversos platos de ensalada, promoción de ellos en sus locales en igualdad a la hamburguesa, se pueden comprar con el ticket que da la Junaeb, etc.

    En fin, tres conclusiones. 1) Suena lindo esto de que McDonald’s venda ensaladas y auspicie los Juegos Olímpicos; 2) Lo de UK ya se hizo en Chile (a escala chilena por cierto); y 3) la cuestión no sirve si no va de la mano de una política integral y coordinada (¿o acaso ya se estancó el incremento de obesidad infantil en Chile?).

    Saludos!

Trackbacks