Herramientas para acercarse a la Medicina Basada en la Evidencia

Dentro de mi formación como Estudiante de Medicina (no se si ocurrirá lo mismo en otras carreras) me ha tocado escuchar cientos de veces que “tal cosa esta demostrada por la mejor evidencia” o que “esta otra no tuvo diferencias significativas con esta otra” etc… Me costó en realidad entender un poco de que se trataba esto, hasta hace un par de años.  Todo esto, gira en una corriente nueva (no se si llamarla corriente, pero si una tendencia) que intenta aplicar el método científico a todo el quehacer médico, justificando con estudios estadísticos si lo que hacemos es lo correcto o no : Medicina Basada en la Evidencia.

El inicio de esta corriente no está claro, pero si se sabe que su sistematización y su enseñanza se inició en el siglo XIX, y que cada vez posee más adeptos. Actualmente el uso masivo de Internet ha facilitado esto, permitiendo que muchos más profesionales prefieran tomar sus decisiones basándose en la evidencia.

El concepto conlleva una filosofía  y un pensamiento un poco más complejo que esto, que no viene al caso comentar (revisar este link para más información).

El objetivo de este post, es mostrar 2 herramientas que nos permiten hacer un pequeño acercamiento a las pruebas científicas que nos permiten validar nuestras decisiones.  El proceso de tomar una decisión es extenso (revisar los pasos acá), y estas 2 herramientas (cochrane y trip database) nos ayudan en el paso de seleccionar los mejores artículos.

Cochrane Collaboration es una red de profesionales que se dedica a revisar los mejores artículos, con la evidencia más confiable, y realiza un meta-analisis de los datos, sacando una conclusión final.  Ejemplo: Se quiere saber la utilidad de la profilaxis con vitamina C para evitar los resfríos. Para esto, se buscaron en MEDLINE y EMBASE artículos donde se haya estudiado esto. Se excluyeron aquellos donde no se había comparado con un grupo control (que no recibió el medicamento o recibió un placebo). Se analizaron los resultados, y se llegó a la conclusión que no existen diferencias entre ambos grupos, por lo que no tiene sentido recetar vitamina C para el resfrío (revisar acá)

Por otra parte, Trip Database va más allá. No solo busca artículos, guías o revisiones, si no que las clasifica según nivel de evidencia, marcando con color y permitiendo filtrar para que muestre solo lo más relevante.  Por ejemplo, al buscar bronquiolitis nos entrega 1150 artículos. Si movemos la barrita de la derecha hacia el verde, solo se mostraran los artículos con la mejor evidencia disponible (Revisiones sistemáticas,guias clínicas, etc.)

Ambas herramientas permiten ir investigando, reforzando con pruebas científicas nuestras decisiones clínicas.

Info: MBE Clínica Alemana

UMBE PUC.

Comments

  1. says

    creo que si bien es útil conocer la estadística,esta siempre inducirá al error en casos más complejos,¿cómo le explicamos a un paciente que no encajaba con la estadística y por eso erramos su tratamiento?. debemos apuntar a la personalización de la medicina… me gustaría ver en el futuro una personalización de tratamientos y mayor medicina preventiva basándonos en la genómica.

Trackbacks