Gaza: Salud Bloqueada

Debido a que en Chile estamos tan lejos, aislados como todos sabemos por una cordillera inmensa, el desierto más árido del mundo, la Antártida por el sur y todo el océano pacifica, generalmente hay temas que pasan desapercibidos para la mayoría pero son extremadamente importantes en todo el mundo.

Uno de esos importantes temas en salud es lo que actualmente está pasando en la Franja de Gaza,  donde  me llamo mucho la atención una declaración formulada por la ONU la semana pasada haciendo notar que la calidad de la salud en la zona en conflicto se estaba deteriorando de manera importante a consecuencia del bloqueo.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=a36HqKi-qbM[/youtube]

Como la mayoría debiera saber, el bloqueo que afecta a la población palestina en la Franja de Gaza  por las fuerzas israelíes con el objetivo de disminuir la provisión de armamento de HAMAS (la razón que justificaría el bloqueo, parecido a lo de las armas de destrucción masiva), está afectando la entrega de fármacos, equipamiento médico y combustible para los generados de electricidad que tienen los hospital y que funcionan constantemente debido a los cortes de luz. También la restricción afecta a los materiales de construcción que posibilitan la reparación de los hospitales dañados durante la Guerra, retrasando este proceso. Más alarmante es que también el bloqueo produce el aumento de las listas de espera de pacientes que, debido a la falta de posibilidades de atenciones de alta complejidad en su territorio, están imposibilitados de salir a buscar atención médica que varios países vecinos, incluso Israel, han ofrecido.

Philippe Lazzarini, jefe de la Oficina de la ONU para la coordinación de asuntos humanitarios en los territorios palestinos ocupados, en una reciente conferencia de prensa ha dicho que en Enero y Febrero 2010 el volumen de bienes importados que estaban recibiendo en Gaza era entre el 15 al 17% de lo que recibían antes del bloqueo, en el 2007. Incluso la OMS ha dicho que 27 pacientes murieron el 2009 mientras esperaban por el permiso para salir a buscar atención medica de alta complejidad, incluida Fidaa Talal Hijy, una niña de 19 anos que murió esperando por un trasplante de medula el cual, paradójicamente, estaba aprobado en un hospital Israelí pero donde no fue autorizada su salida . Las autoridades israelíes no respondieron a su solicitud hecha en Septiembre hasta el 12 de Noviembre, un día después que Fidaa murió….

El embajador de Israel en la ONU, Aharon Leshno-Yaar, dijo al British Medical Journal que “No existe bloqueo en Gaza, existen solo algunas restricciones pero que no tienen relación con la ayuda humanitaria, alimentos, medicinas. Yo pienso que no existe falta de alimentos e insumos médicos”. Además, el embajador señalo que es importante mirar el contexto general en términos principalmente sobre Hamas, el grupo que controla la Franja, debido a que persisten los lanzamientos de cohetes que impactan sobre la población civil israelí.

No es este el momento ni el lugar para poder hacer un análisis y reflexión profundos sobre el conflicto palestino-israelí, existen muchas perspectivas y consideraciones, además de las múltiples dimensiones del problema. Lo que es claro es que el desarrollo de este conflicto tiene un impacto profundo y prolongado sobre las poblaciones que nada tienen que decir respecto a las decisiones que se toman ni tampoco están motivados por afanes político-religiosos.  Son las consecuencias de las guerras…..

Fuente: BMJ // Medical Aid for Palestinians – UK

Comments

  1. ccuadrado says

    Una vez más, el más completo sinsentido humano manifestandose… Tristemente el precio que se paga por ello es inimaginablemente alto, con tanto dolor y sufrimiento. Lo peor es que nadie se imagina como se puede resolver este conflicto, que esta en camino a cumplir un siglo mientras el mundo sigo observando, impavido.

    Saludos.

  2. says

    Una más de las terribles consecuencias de la guerra. Algo con lo que lamentablemente tendremos que lidiar por un buen tiempo.

    Al parecer, el mundo no tiene muchas intenciones de otra cosa. Por el momento.
    @artangelo

  3. Javiera says

    Las guerras no suceden así como caídas del cielo, ni son sus consecuencias fruto de la casualidad. Los “daños colaterales” son una estrategia más para alcanzar un objetivo específico, y no un simple descuido. En realidades como esta, las posibilidades de negociar una solución a problemas como el del bloqueo, son prácticamente nulas si no existen elementos que balanceen un poco el notable desequilibrio de fuerzas. En este caso, como en el de Cuba, la comunidad mundial podría tener un rol fundamental. Efectivamente el conflicto tiene muchas aristas, e intentar abordar asuntos cotidianos desde la mirada global del conflicto palestino-israelí resulta paralizante y no conduce a soluciones efectivas para una población altamente vulnerable y expuesta mortalmente a los intereses de unos pocos. Los hechos concretos de la realidad concreta es que se están violando los derechos humanos de miles de personas supuestamente protegidas por leyes internacionales. No sólo por “errores” militares (que son de ambos lados), sino por un sistema civil que avala y promueve situaciones contradictorias, ambiguas y poco transparentes. Y para alzar la voz y ejercer presión contra este tipo de injusticias no hace falta profundizar en las razones del conflicto ni tomar partido por uno u otro bando. Hace falta recordar que son vidas las que están en juego y que desde las posibilidades de cada uno, tanto personales como institucionales, podemos promover la presión internacional. Si no lo hacemos, seremos nuevamente meros expectadores de las atrocidades humanas y, por lo tanto, cómplices.

    (Por suerte existen iniciativas de este tipo. Visiten http://www.freegaza.org/, http://palsolidarity.org/2010/04/11967)

  4. says

    Qué importante que en este blog no se pierda la perspectiva global o internacional. No solo Chile vive detrás de esa inmensa cordillera que menciona Rubén; la profesión médica misma vive enclaustrada en sus hospitales, muchas veces ajena a lo que pasa afuera de sus paredes.

    Cómo estudiantes de medicina es fácil que el mundo externo desaparezca durante siete años, pero cada vez será más importante entender mejor el contexto en que se da nuestra actividad profesional. Obviamente no se puede estar al tanto de TODO lo que pasa en el mundo, pero al menos tendríamos que hacer un esfuerzo por entender los problemas e intereses existentes en los sectores más cercanos a la salud – un buen ejemplo sería tratar de entender mejor la inmigración desde los países vecinos, y los impactos que tiene en la salud – ¡Y no solo por los pacientes! Más de un tercio de los médicos de la atención primaria son extranjeros… Mi impresión es que en lo cotidiano operamos con muchos prejuicios sobre el tema, y pocos datos. Y eso tiene un efecto sobre la salud de las personas que tenemos que evitar.

    Bienvenidos estos temas que amplían la perspectiva sobre la salud!